Los dos amigos, juntos otra vez: Los Cadetes de Linares

Los Ramones y Linares, Nuevo León, vivieron esta semana una gran pérdida, al morir en San Luis Potosí uno de sus mayores orgullos de la música regional.

Monterrey

Se va un grande y le llora no sólo su público, sino todo el pueblo, porque es parte de él, de su cultura, de su música, porque supo plasmar en sus canciones los hechos cotidianos, los amores felices o fallidos, sus pueblos, sus personajes y sus tragedias en sus corridos. Se va Lupe Tijerina como un gran ídolo, porque eso fue, al llevar con orgullo por todo el mundo la música norteña de México. Fundó junto con Homero Guerrero el dueto Los Cadetes de Linares, que comenzó a cobrar fama en 1974 al difundirse masivamente sus canciones tras grabar sus primeros discos. Los Cadetes tocaron la cima hasta que murió Homero en 1982 en un accidente. Lupe siguió con el grupo, pero debido a la gran fama del nombre, surgieron varios más con sello parecido. Pero Los Cadetes se van con Lupe Tijerina. Muere el hombre y comienza la leyenda...