Sigue presencia de ambulantes en Obregón y Javier Mina

Los comerciantes establecidos señalan que son entre 500 y 600 puestos ambulantes todo el año, pero en la temporada decembrina llega a haber entre mil y 1,200 
Gran afluencia en la zona de Obregón
Zona de Obregón (Nacho Reyes)

Guadalajara

Durante la temporada navideña, en la zona comercial de Álvaro Obregón y Javier Mina llega a haber más de mil comerciantes ambulantes, aseguran los comerciantes establecidos; su representante, Víctor Tenorio, aseguró que a pesar de que el Ayuntamiento de Guadalajara se comprometió a retirar a la mitad, y sólo dejarán a los "tolerados", todavía no han hecho nada. 

El secretario General del Ayuntamiento, Jesús Lomelí aceptó que en la zona se hará lo que él llamó un "reordenamiento" para retirar a una cantidad de ambulantes que llegan a esas zonas comerciales, pues dijo que no permitirán la piratería y la competencia desleal contra quienes están establecidos. 

Aseguró que no habrá permisos nuevos para que se instalen durante la temporada navideña, "pero se va a revisar a los que han tenido permisos con el propósito de que se puedan ubicar ahí los que tengan espacio, para los que haya lugar, los que no afecten al comercio establecido, ni a la vialidad o la seguridad". 

Jesús Lomelí se negó a dar una cifra de la cantidad de comerciantes informales a los que impedirán que vendan en esos sitios o la cifra de los que sí podrán permanecer argumentando que "no tengo la cifra exacta, no la conozco, porque es muy cambiante [...] No vamos a permitir que lleguen más (ambulantes), ¿en dónde? ya no caben. Estamos buscando la manera de retirar con el propósito de ordenarlos, esto a partir de que no caben, de que no tienen permiso y de que la zona no da para más".

Quienes sí cuentan con la cifra de quienes se instalan en las calles a vender son los comerciantes establecidos. Víctor Tenorio señaló que son entre 500 y 600 puestos todo el año, pero en la temporada decembrina llega a haber entre mil y 1,200 comerciantes informales. Dijo que en una reunión se les prometió que se quedarán los que tienen permiso temporal, pero uniformados y con puestos más pequeños que lo habitual, que una vez que se venza el permiso ya no se renovará, y que no permitirían que llegaran los ambulantes conocidos como "golondrinos". Aseguró que hasta el momento "no se ha retirado ninguno, los mismos que estaban hace seis meses, ahí siguen. Sigue el mismo desorden, el tamaño de los puestos es el mismo, se puede decir que son tiendas en la vía pública. Sigue lo mismo. En la teoría hay muchas cosas, en la práctica no hay nada".