Alza de canasta básica pulveriza los salarios

Ni con aumentos a los sueldos se alcanza la carrera alcista de los productos para el sustento de las familias, señala la CROC, además de que se venden menores cantidades.
Cada vez más ciudadanos tienen dificultades para adquirir los productos para el día a día en el hogar.
Cada vez más ciudadanos tienen dificultades para adquirir los productos para el día a día en el hogar. (Moisés Alonso)

Tampico

Febrero reflejó una extensión de la peor cuesta que inició en enero de 2016, al registrarse un considerable incremento en los productos de la canasta básica, lo más preocupante es que el aumento al salario de 4.2% se queda nulo frente al alza generalizada.

Germán Medina Pérez, secretario general de la CROC en Altamira, dijo que durante un monitoreo realizado en tiendas y cadenas comerciales, se logró comprobar un aumento entre el 20 y 25% en al menos 10 productos básicos para una familia que vive de la percepción de un salario mínimo.

"Estos aumentos lesionan gravemente a la economía, el poder adquisitivo de la clase trabajadora esta nulificado, el aumento al salario de 4.2 queda pulverizado, ya no existe comparado con el alza en los productos de la canasta básica, lo que más logran un incremento son los sindicatos ( 5% ) ni así se alcanza la carrera alcista de la canasta básica", refirió.

En tanto el economista en Tamaulipas, Jorge Lera Mejía expuso que todo se engloba en una crisis económica que empieza a padecer el país y existe el temor de que se registren demandas del sector obrero para pedir con justo valor un incremento al salario mínimo el cual dijo fue raquítico.

"La crisis no está por venir, ya se vino, incluso el gobierno federal ya está hablando de ajustar su gabinete y en Pemex ya se habla de un ajuste personal, se estima que serán 16 mil trabajadores que se quedaran fuera, todo es consecuencia de la baja del petróleo y el alza del dólar", detalló.

De acuerdo con el líder de la clase obrera en la zona, productos como el café, aceite, huevo, margarina, jamón, carne, el pan, jabón, harina, tomate y chile, reflejan un aumento desproporcional que pone en riesgo a cientos de comercios que podrían cerrar su establecimientos ante las bajas ventas que se pronostican se registrarán.

Medina Pérez, indicó que aunado a estos aumentos, los productos contienen menos cantidades, citó un ejemplo; señalando que anteriormente se vendían litros de aceite y en la actualidad es de 900 gramos, dijo que esto también representa un aumento disfrazado.

"A todo le han quitado gramos, por ejemplo al litro de aceite ya no es de un litro en algunos casos es de 900 ml, el Nescafé de 100 es de 90 gramos, y así ha pasado con una serie de productos, el detergente ya no es un kilo es de 900, estos finalmente es aumento que quizá la gente no lo percibe "destacó.

Amas de casa, mostraron su preocupación ya que las compras que el año pasado lograban realizar con cien pesos, desde el pasado mes de enero ya no son las mismas, es decir compran menos productos, dijo Saira Pérez Domínguez.

"Todo ha estado subiendo, y el dinero no alcanza para nada, claro que siento preocupada porque tenemos que buscar la forma de alimentar a nuestra familia y ese aumento al salario la verdad que es una ofensa comparado con el sueldo de los burócratas", dijo.

El café costaba 55 pesos un frasco de 200 gramos (que ahora es 170 gramos) y cuesta 75 pesos, un cuarto de crema que tenía un precio de 8 pesos se vende en 11 y 12 pesos dependiendo de la tienda; el jamón económico de 45 y 50 pesos ahora vale 70 pesos, por ejemplo un chorizo de 250 gramos de 16 subió a 22, el litro de aceite que estaba en 21 y 22 pesos subió a 27 y 28 pesos, el detergente (que tampoco es de kilo sino de 900 gramos)costaba de 22 y 23 ya está en 30 pesos, los jabones de baño de 150grs estaban en 8 pesos ahora esta 11 y 12 pesos, el pan de caja de 200 gramos de 14 subió a 20 pesos, la pieza de pan de 4 pesos subió a 5 pesos y la margarina de 200 gramos, 17 ahora vale 24 pesos, explicó el líder de la CROC.

En la zona del mercado, hace poco más de dos semanas el tomate y el chile serrano alcanzó precios altos, Marco Huerta Nava comerciante en el centro de abasto, dijo que obviamente no se puede tener un control sobre el tomate que se vendió en 30 y 20 el kilo respectivamente, ya que son productos de temporada y cuando se agota en la zona se tiene que comprar en otros estados como San Luis Potosí y Jalisco, desde el pasado lunes este producto se redujo en 10 por ciento.

"En la actualidad el tomate por ejemplo alcanzó un incremento de 30 pesos el kilo porque son de temporada y si no hay en región se debe buscar en otras partes o estados de San Luis Potosí o Guadalajara y entonces se justifica el precio, se vende poco pero es un producto básico", explicó.

Es una carrera alcista desproporcionada comparado al incremento del salario mínimo, a todos los productos le han quitado gramos o mililitros y esto también es un incremento disfrazado que no se nota pero el precio va en aumento, esta práctica ya tiene un año, recalcó el comerciante.

Jorge Lera Mejía, destacó que el Banco de México ha maquillado cifras y no quiere reconocer que los mexicanos enfrentamos una crisis económica, aunado a que existe más inflación que la que reconoce el gobierno a través de la Secretaria de Economía.

Añadió que recientemente el gobernador del banco de México Agustín Cartens sugirió al secretario de Hacienda Luis Videgaray un ajuste al gasto público desde ahora y lo que se reflejó fueron los cambios dentro del gobierno así como en la dirección de Pemex y en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

"Estamos viendo que hay muchos jaloneos y ajustes en el gabinete porque la crisis se nos vino ya, el gobierno ya está hablando de ajustar su gabinete, incluso en Pemex ya se habla de un ajuste de más de 16 mil trabajadores fuera y aunado a todo esto estamos viendo que vienen elecciones en 12 estados y Tamaulipas, hay mucho manejo político en este tema y un temor de dar a conocer las cifras oficiales, que será hasta después del proceso".