Zona indígena, con alumnos que destacan a nivel nacional

Esfuerzo de alumnos, maestros y padres de familia han logrado sobresalir, incluso más que otros planteles de la ciudad. Por segundo año otro alumno de lo mejor en las Olimpiadas del Conocimiento.
La Escuela Primaria Rural Federal “Aquiles Serdán” se allá 13 kilómetros de la ciudad.
La Escuela Primaria Rural Federal “Aquiles Serdán” se allá 13 kilómetros de la ciudad. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

En clavada en la Zona Indígena de Ciudad Valles, rodeada de sierras tan verdes que contrastan con el polvo de los zapatos de los alumnos, se encuentra la Escuela Primaria Rural Federal "Aquiles Serdán" en la comunidad Ojo de Agua.

Formada por 15 poblados grandes, barrios y rancherías, la Zona Indígena sigue siendo el rostro de la pobreza en el que es considerado uno de los municipios más importantes del estado potosino.

Pero a pesar de ese progreso que no llega, el empeño de los alumnos, los maestros y padres de familia han logrado que el plantel destaque incluso más que los que están en la ciudad.

El ciclo escolar pasado, una alumna fue de los mejores promedios en el estado y participó en la convivencia con el Presidente de la República junto a otros niños del país.

Esta vez, Edwin Osiris Hernández Martínez volverá a poner el nombre de la escuela y la comunidad en alto, porque fue el primero de seis con mejor promedio en la Zona Escolar 164 del Sector 20, de los 500 estudiantes de sexto grado que participaron en la Olimpiada del Conocimiento Infantil realizada el pasado 23 de marzo.

Este 23 de mayo hará la prueba siguiente en la que de acuerdo al resultado, irá a la Ruta de la Independencia o tendrá un convivio con el Mandatario.

Con más de cinco décadas de antigüedad, la escuela tiene diversas necesidades, cuatro salones tienen techo de lámina, por lo que los más de 40 grados centígrados que se sienten la mayor parte del año los convierten en hornos, y los ventiladores son insuficientes.

La cancha de usos múltiples no tiene techado y los rayos del sol o la lluvia impiden muchas ocasiones las clases de Educación Física u otras actividades. Los padres de familia formaron un patronato y con rifas, kermeses y cooperaciones ya lograron reunir 25 mil pesos para la aportación que les toque hacer.