Piden alcaldes reforzar seguridad en zona rural

Los ediles de los municipios de la región citrícola y rural de Nuevo León solicitaron al procurador de Justicia que se abriera una Unidad de Investigación en Linares.
El procurador de Justicia se reunió con presidentes municipales.
El procurador de Justicia se reunió con presidentes municipales. (Especial)

Montemorelos

Alcaldes de la región citrícola y rural de Nuevo León pidieron esta mañana apoyo al procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos, para reforzar la seguridad preventiva en sus municipios en un esquema paralelo que propusieron.

Para conocer las necesidades que en materia de seguridad tienen los municipios de la región citrícola, este domingo el funcionario estatal se reunió con seis de los alcaldes de la zona durante un desayuno en un restaurante de Montemorelos.

A la reunión acudieron los ediles de Santiago, Homar Almaguer Salazar; de Allende, Jaime Salazar Marroquín; de Hualahuises, Jesús Guillermo Aguilar González; de Montemorelos, Gerardo Nicolás Alanís Alanís; de General Terán, Enrique Delgado Cantú; y de Linares, José Roque González Palacios.

De la Garza Santos reveló que los munícipes solicitaron apoyo preventivo al Estado, además de abrir una unidad de investigación en Linares y fortalecer la infraestructura policial con más patrullas, e incluso pidieron que les sean enviadas las unidades del Estado en desuso.

Asimismo, destacó que los alcaldes también pidieron apoyo para conocer cómo se aplicará el nuevo sistema penal acusatorio, y hablaron de la posibilidad de incluir criminólogos recién egresados para arropar esta región con elementos policiacos.

“La posibilidad del apoyo por parte de la Procuraduría de las unidades dadas de baja para que ellos puedan incrementar su vigilancia en sus municipios, tienen un proyecto de tener algunas Policías de seguridad en sus municipios.

“(Nos piden) explicar el esquema que tiene que ver con el nuevo sistema acusatorio que están en cada uno de sus municipios, cómo cambia y cómo se desarrolla esto, y otro de los acuerdos tomados y que se les va a dar seguimiento es el tema de la posibilidad incrementar la vigilancia a través de un esquema de seguridad municipal.

“Y que se pueda establecer una Unidad  de Investigación en el municipio de Linares y que pueda darle a Hualahuises la atención correspondiente”, indicó de la Garza Santos.

Según lo dicho por el procurador, los ediles informaron que la presencia de la delincuencia organizada se ha reducido en estos municipios, y los delitos del fuero común son los que ahora se han registrado, como robo a negocio, casa-habitación, y contra transeúntes.

“Lo que ellos están proponiendo es incrementar la vigilancia  a través de un esquema paralelo, y en este incremento de vigilancia que proponen están pensando que van a necesitar apoyos, vehículos y la Procuraduría pudiera aportar algo de apoyo para esto”, indicó el funcionario federal.

 

Con las uñas…

Por su parte, los alcaldes rurales revelaron el número de elementos policiacos con los que cuentan en sus respectivos municipios, que es mínimo, pero ha entrado “al quite” Fuerza Civil.

El munícipe de Santiago informó que cuentan con 45 policías, pero que necesitarían 100 en total para estar en óptimas condiciones de ofrecer el servicio de vigilancia la ciudadanía.

Roque González, de Linares, dijo que cuenta con 160 efectivos, además de elementos de Fuerza Civil, por lo que duplican el número que necesitan, que serían 80.

Por su parte, el alcalde de Allende informó que contaban con una plantilla de 35 elementos, la cual aumentó a 50, pero que el ideal sería tener 80 de ellos.

El municipio de Hualahuises, de 17 mil habitantes, cuenta con 17 policías que vigilan la ciudad, que según el alcalde, lo considera óptimo para el servicio de vigilancia, ya que antes tenían 14 y que no necesitan más porque tienen apoyo de Fuerza Civil.

El municipio de General Terán, con 15 mil 600 habitantes, según informó el alcalde Enrique Delgado, cuenta con 38 policías en operativo y dos mandos medios para cubrir “la cuota”, aunque necesitarían 220 elementos.

“Estamos muy contentos con la seguridad que estamos dando a nuestro municipio”, dijo.

En tanto, Montemorelos cuenta con 105 elementos de policía municipal, y 60 más de Fuerza Civil, pero no se ubican en el escenario ideal de número de elementos.

“Necesitamos más rondines, más vehículos; son 75 mil habitantes en este municipio y necesitamos más presencia. Si cubriéramos nosotros Montemorelos, necesitaríamos alrededor de 220 elementos, pero estamos bien, necesitamos más vehículos”, informó el alcalde Alanís Alanís.