Alista PRI denuncia por “pandillerismo electoral”

Líderes del partido tricolor informaron que este lunes presentarán una denuncia de hechos por los jóvenes que colocaron mantas con críticas al Estado en un puente peatonal de Garza Sada.

Monterrey

Las dirigencias municipal y estatal del PRI anunciaron este domingo la presentación de una denuncia de hechos por "pandillerismo electoral" cometido por funcionarios públicos del municipio de Monterrey, que encabeza la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

En rueda de prensa, Eduardo Bailey Elizondo y Aldo Fasci Zuazua, líderes estatal y municipal del PRI, respectivamente, informaron que alistan la denuncia para presentarla este lunes ante la Comisión Estatal Electoral (CEE) y ante el Congreso del Estado.

“Es lamentable que se llegue a este grado de pandillerismo electoral de ataques sin sentidos que perjudican, lastiman y desprestigian aún más la política y el quehacer gubernamental”, cuestionó Bailey Elizondo.

“Presumiblemente se han utilizado recursos públicos para encabezar una campaña de desprestigio y golpeteo político al Gobierno del Estado, por lo que existe un agravio y se está iniciando un proceso electoral; consideramos que hay violaciones flagrantes a la Ley Electoral, tanto a la local como a la federal. Vamos a denunciar ante las autoridades competentes para que investiguen los hechos”.

La acusación por la que los priistas presentarán el recurso legal incluyen a funcionarios públicos del municipio de denostar al Gobierno del Estado a través de mantas que colocaron en un puente peatonal de la avenida Garza Sada, previo al Quinto Informe de Gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz.

El pasado martes, un grupo de 24 jóvenes fue detenido por elementos de Fuerza Civil luego de colocar las mantas con críticas al Gobierno Estatal.

Sin embargo, después de que se diera a conocer que algunos de los manifestantes son empleados del municipio de Monterrey, el PRI anunció que denunciaría lo sucedido por ser “estrategia de golpeteo”.

Esa misma noche, Arellanes Cervantes acudió a las instalaciones de la corporación estatal para liberar a los jóvenes que luego se conoció son funcionarios públicos en la administración que encabeza.

“Ha quedado registrado que empleados intentaron colocar una serie de mantas que también tenemos nuestras dudas de cuáles son los recursos en las que se llevaron a cabo estas acciones y con los que se pagaron o se trataron de colocar dichas mantas.

“No es una manifestación espontánea libre de ciudadanos que están protestando por una acción de gobierno, sabemos que fue una acción orquestada  por gente de la administración pública municipal pública de Monterrey, una acción prefabricada con fines de dañar y golpear denostar y desprestigiar un gobierno.

“Es lamentable que se llegue este grado de pandillerismo electoral de ataques sin sentidos que perjudican y lastiman y desprestigian aún más la política y el quehacer gubernamental”, señaló Bailey Elizondo.

Por su parte, Fasci Zuazua criticó la piel de oveja que tiene la alcaldesa para actuar de una manera infantil, en lugar de que sea de altura política.

“El manejarse en piel de oveja, pero en realidad estamos hablando de que la señora Arellanes ya perdió piso, está como siempre en una forma muy infantil y necesitamos madurez política, no infantilismo”, dijo.

El pasado martes, un grupo de 24 jóvenes fue detenido por elementos de Fuerza Civil luego de colocar mantas con críticas al Gobierno del Estado en un puente peatonal.

Sin embargo, después de que se diera a conocer que algunos de los manifestantes son empleados del municipio de Monterrey, el PRI anunció
que denunciaría lo sucedido por ser “estrategia de golpeteo”.