Ineficiente prohibición de alimentos chatarra en escuelas

Los menores al salir de clases se encuentran con varios vendedores ambulantes afuera de los centros educativos, donde compran la comida insana.
Ignora SS a nivel local plan contra comida “chatarra”
Archivo. Venta de comida chatarra (Milenio Digital)

Ciudad Valles

Para los niños asiduos a consumir productos chatarra, no ha significado mucho la prohibición de vender este tipo de alimentos dentro de sus escuelas y es que basta que caminen unos cuantos pasos al salir de clases para poder surtirse de botanas, refrescos, jugos con demasiada azúcar y hasta rebanadas de pizza.

La Secundaria General número 2 "Profesor Dunstano Gómez Castillo" es ejemplo de los planteles donde se ha cumplido al cien por ciento con la disposición de no expender este tipo de alimentos en la cooperativa, sin embargo poco ayuda acatarla porque el principal objetivo se esfuma frente a la institución. Abundan los vendedores ambulantes y puestos habilitados por quienes parecen ser madres de familia de alumnos o ex alumnos, que vieron una oportunidad de obtener dinero rápido a través de la venta de esta dañina mercancía.

"La escuela acató la disposición de la Secretaría de Educación y de Salud de quitar los alimentos que hacían daño a la salud de los niños y ya no vendemos sabritas, refrescos ni jugos artificiales, dulces y antojitos. A los padres se les envió un comunicado informándoles de ello y pidiéndoles su apoyo para que los que mandan lonche, les den solo comida lo más sana posible, agua de fruta o natural, jugos de naranja y eviten los antojitos grasosos", señaló.

Esta secundaria ubicada al sur de la ciudad cuenta con poco más de mil estudiantes en los 36 grupos pero no se ha hecho un estudio para saber cuántos de ellos tienen sobrepeso u obesidad y refiere el docente que esto incluso los padres de familia o los mismos niños lo tomarían mal.

Le toca al departamento de Comercio en el ayuntamiento vigilar la instalación de vendedores en el área pública y corresponde a la Unidad Regional de Servicios Educativos Huasteca Norte cuidar que no se instalen cerca de las escuelas, pues aunque un tiempo no se les permitió, ahora fácilmente se les puede ver afuera de todas las instituciones educativas, principalmente de las Primarias.