Algodoneros en riesgo de perder acreditación

El Comité Binacional México-Estados Unidos les puso un ultimátum para que limpiaran sus residuos de cosecha, lo más pronto posible, de no ser así perderían certificación de zona libre de plagas.
Durango debe 3 millones 45 mil pesos a Sanidad Vegetal.
Un 20 por ciento de la superficie sembrada con algodón que no ha cumplido con el desvare y un 30 por ciento de las tierras no se han barbechado. (Archivo)

Gómez Palacio, Durango

Alrededor de mil hectáreas de La Laguna de Durango, de 3 mil 700 sembradas con algodón este año, no han limpiado sus residuos de cosecha como el desvare y el barbecho, por lo que podrían perder el proceso de certificación de zona libre de picudo y rosado, principales plagas del algodonero, en el que han trabajando desde hace más de un año.

Ubaldo Nava Moreno, presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal en La Laguna de Durango, sostuvo que en la pasada reunión del Comité Binacional México-Estados Unidos fueron advertidos de quedar fuera del programa si no cumplen con este procedimiento.

Pese a recibir apoyos del Gobierno Federal y del de Durango, no han atendido su tarea y además se corre el riesgo de un brote de mosquita blanca el próximo ciclo agrícola, que afectaría a más cultivos.

Nava Moreno informó que la fecha limite para realizar el desvare y barbecho fue el 20 de noviembre y que aún quedan parcelas sin ejercer.

Manifestó que si bien se reconocieron los esfuerzos de la Junta Local de Sanidad Vegetal y la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGDR) para entregar subsidios a insecticidas y control de plagas, se cuestionó el incumplimiento de los productores.

El evento se llevó a cabo en Ensenada, Baja California, donde participan Estados que siembran algodón y están incluidos en el Programa de Erradicación del Picudo y Rosado del Algodonero.

Acudiendo ahí representantes de las dos Juntas Locales de Durango y Coahuila, cuyo regimen de control se ejerce por parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y por México la Secretaría Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Informó que la fecha limite para realizar el desvare y barbecho fue el 20 de noviembre y que aún quedan parcelas sin ejercer, en la que se argumentó que parte del retraso lo generó la intensa presencia de lluvias a mediados del pasado mes.

Nava Moreno hizo un llamado para que quienes no han podido cumplir con esta tarea lo hagan lo más pronto posible, pues representa un 20 por ciento de la superficie sembrada con algodón que no ha cumplido con el desvare y un 30 por ciento de las tierras no se han barbechado.

Dijo que se les estableció como ultimatum hasta el 31 de diciembre y se ha solicitado a Sagarpa que sea quien ordene y soporte económicamente la destrucción de residuos a través de empresas, siempre y cuando el productor se niegue a hacerlo y también fijar sanciones.