Exigen Alerta de Violencia de Género "sin simulación"

Tras marchar con cruces de madera, activistas piden ante IJM que se haga justicia en caso de feminicidios y desapariciones.

Guadalajara

En memoria de las víctimas de feminicidio y desapariciones, un grupo de manifestantes marchó esta tarde en el centro de Guadalajara y se apostó afuera del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM), donde exigieron que se emita en el estado la Alerta de Violencia de Género “sin simulaciones”.

El trayecto fue corto. Desde la calle Degollado por la avenida Revolución hasta la sede del IJM, apenas dos cuadras al poniente. Sin embargo, la voz de una treintena de personas, mayoritariamente del sexo femenino se hizo escuchar: “Ni una más”, coreaban. “No son muertas, son asesinadas”. Su clamor por el reconocimiento de un delito que aseguran se busca minimizar, era acompañado al ritmo de tambores, forrados de color morado. “No es día de fiesta, es de protesta”, dijeron. También día luto.

Luto por cientos de mujeres, en especial por las 128 asesinadas en Jalisco en lo que va de este año. Por ellas portaban cruces de madera que colocaron frente al edificio que alberga al IJM, junto con varios pares de zapatos, símbolo del crimen de odio. Posteriormente leyeron una declaratoria que escuchó con atención la presidenta de este Instituto, Erika Loyo Beristáin.

“En el estado de Jalisco se está incrementando la violencia contra las mujeres y las niñas y ni el gobierno ni la sociedad reaccionan ante los hechos. Están desapareciendo jovencitas, niñas y niños, ya que Jalisco es un estado de captación de mujeres para la explotación sexual”, resaltó Gabriela Juárez Piña, perredista y activista.

El documento destaca cómo en Jalisco se han incrementado los asesinatos de mujeres “por el hecho mismo de ser mujeres”. Describe que de los 128 homicidios reconocidos, incluyen a 21 niñas entre cero y 17 años de edad. “Aquí está contemplada la niña que fue victimada por su padre y cuyo cuerpo se encontró en una maleta la semana pasada en Lagos de Moreno”, resaltó, a modo de hacer constar el grado de violencia.

Además se señalan como los municipios de mayor incidencia de homicidios son Zapopan, Tonalá, Tlajomulco, Guadalajara, Puerto Vallarta, Lagos de Moreno y Tlaquepaque; por lo cual organismos de la sociedad civil (OSC) y activistas a título personal exigen que en Jalisco se emita la Alerta de Violencia de Género sin simulaciones (recomendaciones light o a modo, según describieron antes). También propusieron que no sea limitada a unos municipios, sino que se extienda a todo el territorio jalisciense.

“Porque Jalisco es uno de los 17 estados del país que se considera ‘proveedor’ de mujeres y niñas para trata de personas con fines de explotación sexual”, citó Juárez Piña.

Loyo Beristáin les aseguró que las puertas del Instituto Jalisciense de las Mujeres están abiertas para todas las OSC sin distingo, y aquellas que no fueron consideradas dentro del grupo interinstitucional que realiza el diagnóstico de la AVG, podrán participar en mesas de trabajo posteriores. El trabajo de los funcionarios y expertos estará concluido el 10 de diciembre, dijo, fecha tras la cual se espera se presenten sus recomendaciones.

La presidenta del IJM recibió la declaratoria de las OSC emanada del foro “Feminicidio y otras violencias”, que se llevó este 24 y 25 de noviembre, el cual contiene entre otras exigencias, que se ponga un alto a la impunidad, y se investiguen hasta finalizar los asesinatos y desapariciones de mujeres.