Fin de semana registra 34 infracciones en alcoholímetro

El titular de Tránsito y Vialidad de Gómez Palacio, indicó que el personal realizó el operativo sobre el Bulevar Miguel Alemán casi en su cruce con la calzada J. Agustín Castro.
En total fueron 8 personas detenidas y 11 infraccionadas.
Para el sábado se colocaron sobre el bulevar de la colonia Filadelfia y en el bulevar González de la Vega. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Un total de 34 infracciones, fueron las que se realizaron al mismo número de conductores por parte del personal de Tránsito y Vialidad de Gómez Palacio, quienes estuvieron llevando a cabo el operativo Alcoholímetro.

Lo anterior se dio a conocer por el titular del departamento, Roberto Handam Huereca, quien aclaró que el total de las infracciones corresponde a los operativos llevados a cabo el viernes y sábado por la noche, donde para este fin de semana, el personal se colocó sobre el Bulevar Miguel Alemán casi en su cruce con la calzada J. Agustín Castro.

Cuando el dispositivo marca de 0.20 a 0.39, es segundo grado de ebriedad y se retira el vehículo, además de la infracción, no se detiene al conductor.

El viernes se levantaron un total de 16 infracciones, se recogieron tres vehículos y a uno de los conductores se les detuvo, mientras que el sábado, hubo un total de 18 infracciones, cuatro vehículos fueron enviados al corralón y dos de los conductores quedaron detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Para el sábado se colocaron sobre el bulevar de la colonia Filadelfia y en el bulevar González de la Vega.

A decir de Roberto Handam, el número de conductores infraccionados y sobre todo  de detenidos, ha ido a la baja y con ello se ha logrado evitar de manea considerable, accidentes viales que terminen en tragedia.

Recordó que de 0.01 a 0.07 (gramos por litro de alcohol) es de tolerancia, pero de 0.08 a 0.19, es aliento alcohólico o primer grado de ebriedad y se infracciona al conductor, permitiendo seguir su camino.

Cuando marca de 0.20 a 0.39, es segundo grado de ebriedad y se retira el vehículo, además de la infracción, no se detiene al conductor. De 0.40 en adelante, ya es tercer grado de ebriedad, el conductor no es apto para manejar y queda detenido.

Cuando el conductor que rebasa el límite permitido de alcohol en la sangre y anda acompañado, otro se pasa al volante y dependiendo de las condiciones que se encuentre, queda detenido o sólo merecerá infracción.