Alcalde nicolaíta asegura que hay vigilancia en el centro

Pedro Salgado Almaguer señala que la única información que tiene del ataque es el parte de la Policía y lo que han informado los medios.
Pedro Salgado Almaguer.
Pedro Salgado Almaguer. (Foto: Archivo)

San Nicolás de los Garza

Después del ataque a balazos a un bar en San Nicolás, que dejó como saldo tres personas muertas, el alcalde Pedro Salgado Almaguer aseguró que sí existe vigilancia en el centro del municipio.

Los hechos se registraron la noche del sábado en el bar Martiber, ubicado en el cruce de las calles Bernardo Reyes e Ignacio Rayón. Los delincuentes llegaron en un taxi y abrieron fuego en contra del inmueble, asesinando al portero, y a una mujer y su hijo que iban pasando por el lugar.

Actualmente la investigación corre a cargo de la Procuraduría General de Justicia del Estado y el municipio de San Nicolás desconoce los detalles de los hechos, e incluso si se trata de personas inocentes las que fallecieron en el lugar.

“Sí (había vigilancia municipal), era a las 10:30 de la noche, lo que sé es simple y sencillamente el parte de Policía y lo que los medios de comunicación han sacado, sujetos a bordo de un taxi rafaguean, en este caso a las personas que estaban o que iban entrando al bar, se dan a la huida y ya la Agencia Estatal de Investigaciones ya está realizando las primeras indagatorias”, dijo el alcalde.

El edil descartó que el ataque perpetrado por sujetos armados con rifles de alto poder que viajaban a bordo de un automóvil se haya tratado de un cobro de “piso” o como consecuencia de amenazas directas al negocio, pues no existen denuncias de que los comerciantes sean víctimas de este delito.

“No tenemos reporte alguno (de extorsión), invitar a los comerciantes y a la ciudadanía de que cada acto ilícito de pedida de ‘piso’ o extorsión, que lo denuncien. Recordemos que nosotros hacemos recorrido en los centros comerciales del municipio para evitar este tipo de acontecimientos”, señaló.

Afuera del bar donde tocan música vallenata murió Eduardo Villanueva, de 25 años de edad, y su madre, identificada como Verónica Navarro, de 47 años, falleció en el hospital, al igual que el portero del establecimiento.