Alcaldes toman acciones contra conductores ebrios

Los presidentes municipales de Santa Catarina y Guadalupe buscan reducir los índices de accidentes automovilísticos provocados por el alcohol.

Monterrey

El alcalde de Guadalupe, César Garza, aseguró que los operativos anti alcohol continúan y en promedio cada fin de semana se detiene a cinco personas conduciendo en estado de ebriedad.

"Lamentamos el hecho que tuvimos en Pablo Livas la semana pasada, pero no es permanente ni es habitual que estén ocurriendo esas cosas en Guadalupe; sin embargo, intensificaremos los operativos ahora con la llegada de calor para evitar que se dé la mezcla de alcohol y conducir un vehículo", declaró el munícipe.

Tras la muerte de una menor de edad debido a la imprudencia de un conductor ebrio, se volvió a tocar el tema de endurecer las penas.

Sin embargo, esa medida no es considerada por César Garza como una solución para prevenir este tipo de accidentes y concientizar a la población.

"Yo creo que lo que hay que endurecer es la educación entre los conductores y hay que endurecer la fiscalización y vigilancia por la policía", declaró.

Expresó como opción implementar multas altas como en su momento aplicó el municipio de San Pedro, ya que pueden inhibir a los conductores ebrios.

Por su parte, el alcalde de Apodaca, Raymundo Flores Elizondo, señaló que en su municipio se enfocan principalmente en vigilar que los expendios de alcohol y los bares cierren en horarios señalados.

"Nuestros problemas de alcohol son depósitos, no tenemos antros, más que los bares de los hoteles y algunos restaurant-bar que existen en Apodaca", señaló.

Los expendios que incumplen con el horario permitido para la venta de alcohol, agregó, son sujetos a clausura por parte de su administración.