Fuga de aguas negras sin reparar desde hace 3 meses

Habitantes de la colonia Rosario en Tampico dicen estar cansados de los fétidos olores y encharcamientos, mientras que la Comapa les dice que tiene otras prioridades.
La fuga tiene varias semanas sin ser reparada.
La fuga tiene varias semanas sin ser reparada. (Yazmín Sánchez)

Tampico

"Tenemos otras prioridades", fue lo que respondió la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) ante el llamado de la ciudadanía por una fuga de aguas negras en la colonia Rosario en ciudad de Tampico.

Residentes de la colonia, están cansados del mal olor ocasionado por una fuga de aguas negras que está desde hace más de tres de meses, la cual provoca un encharcamiento entre las calles Balderas y Avenida Central.

"Al tener familia, niños, se produce el mosco, el dengue y todo eso, toda esta agua llega hasta la calle Ayuntamiento, entonces todas las personas que vivimos aquí alrededor, no podemos dormir debido al mal olor", comentan.

Residentes del lugar exponen que a los pocos días que se presentó esta situación, asistieron a las instalaciones de Comapa para reportar el problema y que lo solucionaran, pero hasta el día de hoy no han reparado la fuga, la cual tiene más de tres meses.

El problema inicia en la alcantarilla de la calle Bucareli, que está en conjunto con las de las calles Avenida Central y la de Balderas, por lo que al taparse una, automáticamente todas se obstruyen.

Por lo que solicitan a Comapa que acuda a destapar las coladeras para que el agua fluya y el encharcamiento desaparezca, ya que se percibe un olor muy desagradable.

"El olor no deja dormir, y es bastante agua, cuando hay más humedad, la calle está inundada y huele horrible", comentan.

Cansados de la situación, los vecinos exponen que "Comapa nos sigue cobrando los residuales, y uno paga y paga los recibos por los residuales pero no vienen a destapar", por lo que exigen a la dependencia acuda a solucionar esta situación.

Hacen un llamado al organismo para que acuda a destapar las alcantarillas, para evitar que la fuga se siga extendiendo.