Escuela Silvestre Revueltas entre el 'bochorno' y la música

Con una lista de 120 alumnos, las instalaciones del Esmus 'amaneció' con severos daños tras las lluvias de este martes, sin embargo esto no fue pretexto para que los estudiantes dejaran de asistir.

Torreón, Coahuila

Con una población de 120 estudiantes entre niños y jóvenes, la Escuela Municipal de Música Silvestre Revueltas (Esmus), al igual que otras instituciones culturales, sufrió la crisis que se desarrolló en torno a las precipitaciones pluviales del martes pasado.

Ubicada sobre la avenida Allende, cerca de la presidencia municipal de Gómez Palacio, la historia de esta institución refiere 7 años de vida que han dado frutos, pues son ya 22 alumnos egresados los que se encuentran estudiando en escuelas profesionales de la República Mexicana y el extranjero.

Desde hace 4 años que la participación de sus estudiantes con la Camerata de Coahuila es un ejercicio constante a través de su coro y desde hace dos años atrás llegaron a su actual instalación, que ha sido modificada por los mismos profesores para dotar a los estudiantes de espacios específicos para los ensayos.

La Esmus en 7 años de vida, refiere 4 generaciones de egresados del nivel técnico y ofrece becas hasta del 100% a alumnos como premio por desempeño académico.

Sin embargo los salones no cuentan con ventanas y el edificio en su totalidad carece de aire acondicionado, motivo por el cual al entrar a las aulas se siente de inmediato un calor sofocante que, no obstante, los alumnos resisten con entereza.

A ello se debe sumar que ahora la instalación luce enormes goteras y humedad en sus paredes.

El director de la institución, Gabriel Iván Robles Ortega, explicó que la Esmus recibe apoyo del ayuntamiento de Gómez Palacio, contando con una ministración mensual para pagar el sueldo de 11 maestros titulares, en tanto que a 7 maestros eventuales se les paga a través de lo recaudado por concepto de colegiatura.

Aunque los alumnos y los maestros mantienen una actitud positiva, pudiendo acceder este año a cinco masterclass con solistas de trayectoria internacional, cuesta trabajo creer que puedan trabajar en condiciones tan adversas.

Las instalaciones sólo tienen un baño para la población estudiantil y debido a que el edificio es de principios de siglo pasado, con un zaguán central y habitaciones en redondel, los espacios acondicionados para impartir clase presentan un grave deterioro y se vislumbran insuficientes ante la demanda.

rcm