Se agravarán los problemas por Bordo Poniente, alertan

A dos años de haber sido cerrado el relleno sanitario, la gran carga de basura acumulada sigue generando severos hundimientos en la zona de la cuenca del Lago de Texcoco, así como contaminación de ...
Se estima que hasta 2006 el lugar mantenía acumuladas 60 millones de toneladas de basura.
Se estima que hasta 2006 el lugar mantenía acumuladas 60 millones de toneladas de basura. (Javier García)

México

Pese a que el relleno sanitario Bordo Poniente cerró hace dos años, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) manifiesta que la gran carga de basura acumulada continúa generando severos problemas de hundimiento en la zona de la cuenca del Lago de Texcoco, así como contaminación de los acuíferos y afectaciones a la población que rodea el tiradero.

 Por ello solicitó 20  millones de pesos para realizar un estudio de “Caracterización geotécnica e hidrológica de la zona del relleno sanitario Bordo Poniente”, con el fin de encontrar soluciones para remediar los conflictos medio ambientales.

“Si no se realiza este estudio, a través del tiempo se agravan los problemas, no se tendrá un análisis detallado de los problemas generados por la presencia del relleno sanitario, ya que se sabe que genera una serie de efectos que perjudican a la población cercana, tanto en la asignación de agua subterránea, considerando primordialmente su calidad, y en los aspectos geotécnicos que afectan a la infraestructura cercana”, explica la Conagua en el documento Estudios de Preinversión para Programas y Proyectos de Preinversión, presentado a la Secretaría de Hacienda, del cual MILENIO tiene una copia.

A través del Organismo Cuenca Aguas del Valle de México, la Conagua alerta que los problemas se agravarán si no se tiene un estudio detallado de esos problemas, pues la cuenca del Lago de Texcoco, y en particular la región del relleno sanitario, “se encuentra actualmente sometido a un incremento acelerado poblacional, causando una demanda hídrica aún mayor que en años anteriores, provocando un desequilibrio ecológico en la zona”.

De acuerdo con la pasada administración de la Conagua, en esta zona federal, ubicada en los límites entre el Estado de México y el Distrito Federal, se registran hundimientos de 40 centímetros cada año.

A través de un convenio con la Comisión Nacional del Agua, el Gobierno capitalino utilizó los terrenos federales del Lago de Texcoco para el aprovechamiento, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos, desde noviembre de 1992 y hasta diciembre de 2011.

Se estima que hasta 2006, el relleno sanitario mantenía acumuladas 60 millones de toneladas de basura, en una extensión de 375 hectáreas que alcanzan los 12 metros de altura.

Además del desequilibrio ecológico, la carga de basura enterrada pone en riesgo de inundación a los vecinos de las colonias cercanas al bordo, como El Sol, en Nezahualcóyotl.

El acuífero del Lago de Texcoco cubre seis municipios del Estado de México, en los que se asientan más de 2 millones 846 mil habitantes.