“La afición al beisbol era un león dormido”: Armando Navarro

El presidente del equipo hizo posible el sueño de traer nuevamente un equipo de beisbol profesional a Guadalajara. 

Guadalajara

La tercera es la vencida y después de dos intentos fallidos, 13 años de lucha y 19 de sequía, Armando Navarro hizo posible el sueño de traer de nuevo a Guadalajara un equipo de beisbol profesional, con el regreso de los Charros de Jalisco, que el próximo 10 de octubre harán su debut en el Estadio Panamericano de Atletismo.

Navarro es un ejemplo de perseverancia, ya que fueron dos años en los que parecía ya un hecho el retorno de los Charros de Jalisco, en 2004 y en 2012, según recuerda el propio empresario, quien dice que estuvo “a nada” de hacerlo posible, pero “el equipo se me fue de las manos por causas imputables a un servidor”.

En ese entonces, “fue un golpe muy fuerte para todos, inclusive los medios y el gobierno dejaron de creer en un servidor”, lamenta el presidente de Charros, pero aun así no dejó de luchar por su sueño que hoy, es ya una realidad.

“La afición al beisbol era un león dormido, se fueron los Leones de la UdeG y a los cuatro meses nos fuimos nosotros, regresan la UdeG y regresamos nosotros”, apunta Armando Navarro y subraya que “vamos a regresar triunfadores, yo había aceptado un equipo de expansión que sabía que me iba a costar 4 o 5 años armarlo pero ahora me llegó el niñito Dios con un equipazo”.

Y es que la franquicia de los Algodoneros de Guasave, que será la base de los Charros, fue subcampeón en 2012 de la Liga Mexicana del Pacífico y se ha reforzado con grandes jugadores nacionales y extranjeros.

“Tengo cinco seleccionados nacionales, a la mejor base mexicana dicha por los expertos de beisbol, en este momento se está jugando la final del de la Liga Mexicana entre sultanes de Monterrey y Diablos y los dos catchers son mis cátcheres Gabriel Gutiérrez y Heriberto Félix, los dos mejores del país los tiene Charros”, presume Navarro.