Presentan proyecto para que ZMG sea "ciudad amigable" de adultos mayores

En 2015 arranca consulta pública sobre condiciones de vida en la tercera edad.
Este jueves se presentó formalmente el proyecto para integrar la ZMG a la Red de Ciudades Amigables del Adulto Mayor.
Este jueves se presentó formalmente el proyecto para integrar la ZMG a la Red de Ciudades Amigables del Adulto Mayor. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

Ante organismos civiles, académicos y especialistas en geriatría se presentó hoy formalmente el proyecto para integrar la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG) a la Red de Ciudades Amigables del Adulto Mayor, y a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que compromete a los gobiernos locales a crear entornos favorables para las personas de la tercera edad.

En el acto, celebrado en el Instituto Cultural Cabañas, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedis), Salvador Rizo Castelo, anunció que una vez concluido el diagnóstico que se incluye en el documento presentado hoy, en 2015 se arrancará la consulta pública con personas de la tercera edad sobre sus condiciones de vida.

Por su parte el titular del Instituto Jalisciense del Adulto Mayor (IJAM), Luis Cisneros Quirarte destacó que Guadalajara es el único  municipio que ha firmado la propuesta para ser "amigable".

Respecto al proyecto, la geriatra Marisa Covarrubias destacó la importancia del proyecto debido al envejecimiento acelerado de la población. 

La especualista de la universidad complutense dijo que se requieren entornos de vida favorables que apoyen los cambios físicos de los adultos mayores.

Citó que desde 2007 existe Ciudades globales y amigables una guía, que incluye ocho rubros que abarcan desde edificios y espacios públicos hasta movilidad, inclusión social y servicios de salud que deben cumplir las ciudades que formen parte de la red y propuso una fecha de caducidad para que el proyecto no se quede sólo en papel.

Roberto García Martín, catedrático del ITESO, destacó como puntos favorables del proyecto el que sea participativo e incluyente y que además de datos contenga un programa de acción.

Señaló que preocupa la falta de profesionalización de los servicios, pues han crecido más ante la lógica demanda pero sin profesionales a cargo; así como la poca cultura educación de la población.