Atendió el IJAM 294 casos de adultos vulnerados

Al cumplirse el primer aniversario del protocolo de prevención, el organismo señala que prevalece violencia emocional y despojo de patrimonio.
Del total de los casos, 6 de cada 10 corresponde a violencia emocional
Del total de los casos, 6 de cada 10 corresponde a violencia emocional (Milenio Digital)

Guadalajara

En el lapso del último año, el Instituto Jalisciense del Adulto Mayor (IJAM) ha atendido 294 casos de personas de la tercera edad en condiciones de vulnerabilidad, de las cuales cerca de la mitad (45%) sufrieron algún tipo de maltrato… la gran mayoría ejercido por sus propios familiares.

“Al cumplirse un año de la puesta en marcha del primer protocolo de prevención, atención y seguimiento a situaciones de vulnerabilidad  de adultos mayores hemos documentado que 45 por ciento de los casos corresponden a maltrato o alguna forma de violencia”, indicó el director del IJAM, Luis Cisneros Quirarte.

En entrevista con MILENIO Jalisco, el funcionario detalló que tomando en cuenta sólo estos casos de maltrato (que implican a 130 personas afectadas), seis de cada diez corresponde a algún tipo de violencia emocional. “Se trata de gritos, insultos, humillaciones, o amenazas”; mientras que en el 36 por ciento se refieren a abuso físico, que ya implica golpes, empujones. “Hay otro dos por ciento que tiene que ver con casos de negligencia o abandono. Este último se considera también la falta de atención y de cuidado por parte de quienes están obligados; y un dos por ciento de explotación laboral”.

Luis Cisneros explicó que las denuncias se reciben vía telefónica  o presencial y cada expediente es derivado a las dependencias pertinentes, entre ellas la Procuraduría Social, la Fiscalía del Estado, el Instituto de Justicia Alternativa o los Ayuntamientos. Posteriormente se les da seguimiento mediante oficio y se encuesta a los adultos mayores involucrados respecto a si su caso se solucionó y con qué grado de satisfacción, calificando del cero al diez a la dependencia.

“El fenómeno del maltrato en el 47 por ciento de los casos ocurre por parte de los propios hijos de los adultos mayores, el 14 por ciento es por la pareja del hijo o la hija del adulto mayor y que reside en el mismo domicilio y le siguen el cónyuge (12%), hermanos (5%), vecinos (9%), nietos (7%) y otros el porcentaje restante, incluidos patrones o compañeros de trabajo”.

Ayer, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato del Adulto Mayor, el entrevistado destacó que el fenómeno se registra en un porcentaje por igual en varones y en mujeres; contrario a la idea de que las mujeres eran más protegidas porque se dedican al cuidado de los nietos; tampoco es un problema exclusivo de clases marginadas, sino que las diversas modalidades el maltrato afecta también a clases media y media alta, pero en cambio de de la presión por compartir muchos familiares un solo domicilio, se da más la “falta de atención” y la negligencia por dejarlos solos.

En cuanto al maltrato entre familiares se ha echado mano de la mediación, en tanto que los adultos mayores “finalmente dependen de su agresor” y respecto a los asilos se recurrió a los albergues señalados y el personal señalado fue despedido. 


Total 130 casos de maltrato

55 violencia emocional

37 violencia patrimonial

23 abandono

15 maltrato físico

  8 inseguridad pública (acoso de pandilleros, robos, etcétera)

  5 maltrato en asilos

  2 explotación laboral