Para 2050, uno de cada 4 será adulto mayor

Se estima que hay 407 mil 278 personas de la tercera edad en la entidad, aproximadamente 8.8% de la población, contra 6.3% del promedio nacional; la feminización de la vejez y carencias ...

Monterrey

Los adultos de hoy, a decir de investigadores en Filosofía en Trabajo Social, podrían convertirse la bomba del mañana.

Especialistas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) brindaron un panorama en el que exponen que Nuevo León crece a pasos agigantados en la población de la tercera edad.

La tendencia que se espera es que para el año 2030 una de cada seis personas en el estado será adulto mayor, en tanto que para el 2050 uno de cada cuatro se convertirá en persona de la tercera edad.

Esto, indicaron, podría traer consecuencias sociales, económicas y de salud, en caso de no plantear nuevas políticas públicas a favor de las personas de la tercera edad.

En el caso de Nuevo León, la población de adultos mayores se encuentra por encima de la media nacional. Mientras en México, el 6.3 por ciento de la población es del segmento de la tercera edad, a nivel estatal el 8.8 por ciento es mayor de 60 años, es decir, 407 mil 278 personas.

Entre los aspectos que analizan actualmente los investigadores, se encuentra de manera principal la pobreza que podría recrudecerse en los siguientes años, de acuerdo al especialista en Filosofía del Trabajo Social de la UANL, Raúl Eduardo López Estrada.

Actualmente, apuntó, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en Nuevo León el 24 por ciento de los adultos mayores de 65 años sufre algún grado de pobreza, y de ellos el 1.9 por ciento está en situación de pobreza extrema.

“Hay una mayor cantidad de adultos mayores en situación de pobreza. Estamos en una bomba de tiempo, cuidados de salud, carísimo y por otra parte los recursos económicos que necesita el adulto mayor que deberían venir del sistema de pensiones.

“Tenemos mucha gente en la informalidad, los próximos adultos mayores no van a tener pensión y otras son bajas apenas para sobrevivir. Las autoridades, gobiernos,  políticos tienen una gran responsabilidad para no vernos en esa situación de viejos, gordos, enfermos y pobres”, refirió.

La feminización de la vejez, a decir de la especialista Sandra Carmona Valdés, será otro de los retos de las próximas generaciones.

De acuerdo a las cifras, a la fecha hay 80 varones por cada 100 mujeres en etapa de adulto mayor, quienes en su momento no fueron parte de la cadena económica y no cuentan con pensiones.

“Trae consecuencias en los apoyos, las mujeres viven más, pero también se enferman más y el hecho de que sean más mujeres involucra que hay que apoyarlas porque no estuvieron en un sistema económico y alguien se tiene que hacer cargo de ellas”, manifestó la especialista.

El caso del sobrepeso, indicó, más de la mitad de los adultos mayores sufre esta condición.

Lo anterior, a decir de la especialista, trae implicaciones, como mayor propensión a la diabetes y obesidad, que al margen de una cuestión estética potencializan otras enfermedades e implican un costo a nivel de salud.

“Entre más deteriorado el cuerpo, sube el riesgo de inversión”, indicó.

Como parte de las estrategias planteadas por los especialistas para preparar a la sociedad en una “ciudad del adulto mayor”, es acondicionar un entorno de inclusión con nuevas políticas sociales.

“El adulto mayor se tiene que integrar a la nueva dinámica, estamos en situación de modernidad y hay que adecuarnos. Es necesario rescatar espacios sociales y hacer actividades en donde se puede convivir en familias.

“La mercadotecnia ha separado cosas de jóvenes, niños, adultos, de mamás y papas, de abuelos, pero hay que tratar de fomentar esa integración porque vivimos en comunidad y podemos compartir”, mencionó.

:CLAVES

RUMBO A LA VEJEZ

Según la Organización de las Naciones Unidas, la edad para considerar a una persona como adulta mayor es de 60 años; sin embargo, en países desarrollados comienza a contar a partir de los 65.

Cifras dadas por investigadores de la UANL revelan que hay 80 varones por cada 100 mujeres en etapa de adulto mayor, quienes no fueron parte de la cadena económica y no cuentan con pensiones.

En Nuevo León, la población de adultos mayores está por encima de la media nacional. Mientras en México es de 6.3%, a nivel estatal es de 8.8%.

Como parte de las estrategias planteadas por especialistas está el acondicionar un entorno de inclusión con nuevas políticas sociales.