Sí bautizarán hijos de gays pero con "familia tradicional"

La Arquidiócesis de Durango explicó que el sacramento no puede negarse, sin embargo, el bebé debe ser presentado ante la iglesia por un padre y una madre.
En Durango habrá bautismo para niños adoptados por gays (Silvia Ayala)

Durango, Durango

El bautismo católico no puede negarse, pero el bebé debe ser presentado ante la iglesia por un padre y una madre o bien, por una familia concebida tradicionalmente, que se comprometa a llevar su formación.

El vocero de la Arquidiócesis de Durango, Víctor Solís, señaló que cada vez va ganando terreno la adopción por parte de parejas del mismo sexo y existe la posibilidad de llegado el momento soliciten el bautismo católico.

"La familia tiene que ser concebida como la escuela de los valores y de las más grandes virtudes, hablamos de la familia conceptualizada como la unión sagrada entre un hombre y una mujer, que da origen a los hijos, siendo los padres los principales interesados en presentarlos para el bautismo", explicó.

La Arquidiócesis implementa la nueva disposición a través de una justa normatividad, que pide una preparación mínima de tres meses al papá, mamá y padrinos.

"No se trata de que esta pareja sea acompañada de una mujer, sino que tiene que ser presentado por una familia, tenemos por ejemplo el fenómeno extendido de las madres solteras, quienes vienen solas con los padrinos, se bautiza al niño y no hay problema", apuntó.

Pero agregó que en el caso específico de la adopción de parejas del mismo sexo, la iglesia tendrá que analizar el caso en particular, sin embargo, afirmo que el bautismo no se le niega a ningún niño.