“No tenemos el control absoluto de los penales”

El secretario de Seguridad, general Alfredo Flores Gómez, narró el modus operandi con el que se realizan estos delitos en el interior de los centros penitenciarios de la entidad.
El general Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad Pública en Nuevo León.
El general Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad Pública en Nuevo León. (Raúl Palacios)

Monterrey

El Gobierno del Estado, a través de su secretario de Seguridad Pública, el general Alfredo Flores Gómez, reconoció este martes que sí existen extorsiones en el interior de los penales del Estado, pero aclaró que el 90 por ciento de los casos obedece a ajustes de cuentas entre grupos del narcotráfico.

Asimismo señaló que también existe venta de droga en el interior de los centros penitenciarios, pero debido a que no cuentan con el control absoluto de los penales, no han podido erradicar con este delito. Sin embargo, dijo que se encuentran trabajando en ello.

Durante su participación en la Glosa de Gobierno del Quinto Informe del mandatario estatal, Rodrigo Medina, el secretario de Seguridad fue cuestionado por el diputado local del PAN, Fernando Elizondo, sobre las denuncias de familiares de reos acerca de cobros que grupos al interior de los Ceresos les hacen.

Al respecto, Alfredo Flores Gómez reconoció que sí existe esta situación, pero que el 90 por ciento de estos casos obedece a cobros que se hacen “entre ellos” por deudas que tuvieron por ventas de droga y que dejaron pendientes de pagar.

El otro 10 por ciento sí consistiría en cobros de cuotas que hacen a los reos estos grupos delincuenciales que tiene presencia en el interior de los centros penitenciarios.

“Lo que no se dice es que es entre ellos mismos; viéndolo tal cual es una extorsión, estoy de acuerdo con usted, señor diputado, pero viéndolo según ellos, no existe tal; le están cobrando lo que le debe el elemento que está detenido y le voy a explicar cómo funciona:

“Si yo soy el jefe de una célula y yo reparto la droga que voy a vender al menudeo y luego me detiene la Policía y me ponen en prisión, los que yo le repartí ya no me pagan, pero cuando la Policía los agarra y entran, les dice: ‘Eh ¿y dónde están?, más tanto tiempo, son tanto de réditos y son delincuentes, y ahí se cobran, y entonces la familia dice: ‘Lo están extorsionando’, pero no, le están cobrando", reconoció el funcionario estatal.

El secretario de Seguridad reconoció que sí hay extorsiones y las dividió en dos partes: un 10 por ciento de extorsiones como tal, y un 90 por ciento como lo que reconoció como “cobros de deudas”.

“No dudo que haya extorsión, pero es en una proporción mínima, el 90 por ciento de las extorsiones entre pandillas es lo que yo le estoy diciendo, le están cobrando lo que en su momento se quedó con él, es una realidad, ¿por qué? porque si son ‘zetas’ y son del mismo grupo esto no tendría por qué existir, no, le están cobrando el dinero que se quedó”.

Asimismo reconoció la venta de drogas en el interior de los centros penitenciarios y la incapacidad hasta el momento para controlar estos delitos en los penales del estado.

“También se nos da estos reportes de la venta de droga que meten, también se da... Tenemos conocimiento, no tenemos el control absoluto todavía para solucionar este problema, pero estamos en eso”, reconoció.

Las declaraciones del funcionario estatal se dieron durante la realización de la primera parte de la Glosa del Informe de Gobierno desarrollada la mañana de ayer con el tema de seguridad y en donde también participaron el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra; el procurador de Justicia, Adrián de la Garza; y el vocero del Ejecutivo, Jorge Domene.