Son administrados y regidos bajo los criterios del INAH

Las autoridades eclesiásticas no son las encargadas de acordar las contribuciones.

Zinacantepec

El vicario general de la Parroquia de San Miguel Zinacantepec, Javier Sánchez Montes aseguró que esta institución se rige, maneja y administra bajo los criterios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Explicó que ello incluye tanto sus obras de mantenimiento y preservación, que también determina el manejo de su museo, en coordinación con el gobierno del Estado de México.

En este sentido, comentó que por lo que hace al pago de agua, luz y predial, los párrocos no son los responsables de convenir con las autoridades del ayuntamiento, federales o estatales, en todo lo relacionado con las contribuciones.

Explicó que a partir de 1980, los templos o iglesias se declararon como propiedad o parte de los bienes de la Diócesis de Toluca, por lo que su estatus administrativo se rige a partir de este primer criterio.

Pero además, por la naturaleza histórica de la iglesia de San Miguel Zinacantepec, que tiene entre sus espacios un museo virreinal, se le considera como propiedad de la Nación y por ello es el INAH quien se hace cargo de la mayor parte de los aspectos del edificio.

Comentó que cuando detectan deterioros en la obra física del inmueble y se requiere de llevar a cabo algún tipo de restauración, sólo puede hacerse a través del INAH, que regularmente realiza una revisión y determina el tipo de trabajo que tiene que llevarse a cabo, sobre todo para garantizar la preservación del valor histórico de la propiedad.

Reiteró que en este sentido cuentan con el respaldo de dicha instancia federal, también para los trabajos de mantenimiento, ya que destinan presupuestos específicos para ello, que sobre toda buscan conservar en buen estado la obra original.