PASA inactivo en campañas ambientales

El tesorero de Torreón, Enrique Mota, aseguró que hasta el momento no se ha desarrollado ningún programa o campaña de educación ambiental por parte de la dirección de Ecología o la promotora.

Torreón, Coahuila

Por contrato, la empresa Promotora Ambiental S. A. (PASA) debe regresar al municipio un 0.5 por ciento de su facturación mensual, para que se destine a proyectos de educación ambiental en beneficio de Torreón.

El tesorero municipal, Enrique Mota, afirmó que se están realizando dichos descuentos de la factura de PASA y agregó que de este recurso es de donde se integra el presupuesto para la operación de la dirección de Ecología.

No obstante, hasta el momento no se ha desarrollado ningún programa o campaña de educación ambiental por parte de la dirección municipal de Ecología.

Actualmente el ayuntamiento de Torreón mantiene a la fecha un adeudo con la empresa que oscila en los 55 millones de pesos, de acuerdo con Enrique Mota.

El tesorero aseguró que la actual administración ha estado cubriendo puntualmente los pagos a partir del mes de enero de 2014 y están por llegar a un acuerdo para cubrir el adeudo que les fue heredado.

El servicio de limpieza representa un costo anual para el municipio de 130 mdp.


Una de las clausulas del contrato establecido entre el ayuntamiento y la empresa es la obligatoriedad de reciclar la basura, a través de la operación de una planta segregadora en el relleno sanitario.

En la anterior administración se habló de sustituir la operación de la planta, que dejó de funcionar desde 2011 luego de que la empresa determinó que no era costeable el reciclado por ser cara la separación de los residuos.

Se habló de aprovechar materiales como pet y cartón, de los que se podía reportar un porcentaje de utilidad al municipio y con ello se reduciría el costo del servicio de disposición final, sin embargo el ayuntamiento mantenía un adeudo millonario con la empresa y no demandó el cumplimiento de la empresa.

Por lo que se anunció un proyecto de "puntos verdes" o centros de recolección ante el Consejo de Vigilancia de PASA, el cual no se concretó.

Se integró en el contrato convertir el relleno sanitario en un bosque en el que se pudieran plantar especies endémicas, pero Promotora ambiental no cumplió con las especificaciones de la Secretaría del Medio Ambiente.

Regidores de la anterior administración señalaron que la empresa tampoco cumplió con el abastecimiento de 200 mil los contenedores en las escuelas públicas y calles de la ciudad.

El Consejo de Vigilancia de Promotora Ambiental, integrado por ediles, funcionarios y empresarios, dejó de sesionar desde finales de la anterior administración, el cual vigilaría el cumplimiento de aspectos como costos, calidad de los servicios y el cumplimiento de las clausulas del contrato.

Otro de los temas ambientales que tiene pendiente la empresa es el proyecto de reforestación en el relleno sanitario La Rosita, así como el programa de aprovechamiento del biogás, que aunque se definen por la empresa como planes a largo plazo, no se dan informes de los avances en las gestiones.