REPORTAJE | POR CLAUDIA HIDALGO

De 653 acuíferos en el país, 191 están sobreexplotados

disponibilidad de agua - Recurso vital

En la mayoría de los estados de la república y de las zonas metropolitanas mexicanas se presenta el problema de los acuíferos sobreexplotados, lo cual significa que se extrae de ellos más líquido del que puede reponerse, pues ya no hay más recursos disponibles

Presa en edomex, laguna
El abasto a la población se verá comprometido. (Iván Carmona)

Estado de México

Ciento noventa y un acuíferos del país se encuentran sobreexplotados. El caso más grave es el de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) que tiene un déficit de 590.663415 millones de metros cúbicos anuales.

Después de éste se encuentra el del Valle de Mexicali, Baja California, con un faltante de 464.648622 millones de metros cúbicos anuales. Otros 14 tienen niveles superiores a 100 puntos, entre ellos está el del Valle de Toluca, con un déficit de 134.249533 millones de metros cúbicos anuales.

En el Estado de México existen nueve acuíferos, de los cuales cinco registran diversos grados de sobreexplotación, lo que significa que las extracciones son superiores a las recargas, y sin disponibilidad de más recursos, de acuerdo con la actualización de la disponibilidad media anual de 653 que existen en el país, publicada por Conagua.

70% de los estados en problemas

En el país existen 22 entidades con problemas de sobreexplotación, entre ellos están Baja California, Baja California Sur, Sonora, Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Zacatecas, Sinaloa, Durango, Michoacán, Puebla, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Tamaulipas.

Además de Jalisco, que tiene 21 acuíferos con problemas, y Chihuahua, 19, y con menor número Hidalgo, dos, Guerrero, Veracruz y Distrito Federal, uno. El Estado de México tiene cinco que ya quedaron sin disponibilidad de más agua y con una alta extracción.

El de la ZMVM tiene -con valores actualizados al 2013- una recarga de 512.8 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de mil 103.463415 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 623.8 millones y ya no tiene disponibilidad de líquido.

La sobreexplotación de los acuíferos en esta zona ha ocasionado hundimientos de suelo desde hace varias décadas en los límites del municipio de Nezahualcóyotl y el Distrito Federal, en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en Xochimilco y en el centro de la ciudad.

En territorio mexiquense

Con problemas similares de explotación está, en la región hidrológica Lerma-Santiago-Pacífico, el acuífero del Valle de Toluca, con una recarga de 336.8 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 417.309533 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 422.4 millones, no le queda disponibilidad y su déficit es de 134.249533 millones de metros cúbicos.

El acuífero de Ixtlahuaca-Atla-comulco tiene una recarga de 119 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 106.806951 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 208 millones, no tiene disponibilidad anual y el déficit es de 5.806951 millones de metros cúbicos.

El caso más grave es el de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.


En las aguas del Valle de México el acuífero de Chalco-Amecameca tiene una recarga de 79.3 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 97.138949 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 128.4 millones, sin disponibilidad y déficit de 21.613894.

En tanto, el de Texcoco tiene una recarga de 161 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 246.057911 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 184.2 millones, sin disponibilidad y déficit de 95.457911.

El de Cuautitlán-Pachuca registra una recarga de 356.7 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 412.295070 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de extracción de 751.3 millones, sin disponibilidad y déficit de 55.595070 millones de metros cúbicos anuales.

Con disponibilidad

Los que están en mejores condiciones, de acuerdo a este reporte de Conagua, firmado por su titular, David Korenfeld Federman, son, en la región hidrológica Balsas, el acuífero de Tenancingo, con una disponibilidad anual de 1.829006 millones de metros cúbicos anuales.

El acuífero de Villa Victoria-Valle de Bravo tiene una disponibilidad anual de 1.244393 y en la región hidrológica Lerma-Santiago-Pacífico, el acuífero de Polotitlán con una disponibilidad anual de 0.531630.

El acuífero de Temascaltepec es el que tiene más líquido en la entidad, con 5.855577 millones de metros cúbicos de agua al año. También es uno de los de mayor recarga al registrar 100.8 millones de metros cúbicos anuales, un volumen de agua concesionada de 0.343323 millones de metros cúbicos anuales y un volumen de extracción de 2.6 millones.

En el Valle de Toluca el faltante asciende a 134.2 millones de metros cúbicos anuales.


Sin embargo, en el país hay estados con mucha mayor disponibilidad de agua subterránea, como en el caso de la Península de Yucatán, con 3,882.822728 de millones de metros cúbicos de agua al año, La Chontalpa, en Tabasco, con 1,586.828400, Chicomuselo, en Chiapas con 698.877591, entre otros acuíferos de Tabasco y Chiapas que son los más caudalosos.

La zona con más problema es el centro, el Distrito Federal y el Estado de México con un alto consumo de agua por su número de habitantes pero una disponibilidad menor, incluso, que estados del norte como Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, o estados vecinos en mejores condiciones como Guerrero y Puebla.

Abastecimiento Valle de México

Temascaltepec es una de las alternativas de abastecimiento de agua potable para el Valle de México, que además de algunas fuentes propias actualmente se surte de líquido proveniente del Sistema Cutzamala que, gracias a las lluvias de la temporada pasada, logró un 87.84 por ciento de almacenamiento.

De un total de 782 millones 521 mil metros cúbicos que puede almacenar, ya tiene 687 millones 348 mil metros a unos días del cierre del año. En septiembre tenía 200 millones de metros cúbicos menos de agua.

Este sistema se surte de dos presas ubicadas en el Estado de México y una en Michoacán.