Activan alerta Ámber por adolescente desaparecida

Claudia Regina Elizondo Chantaca, de 14 años, desapareció al salir de la secundaria, en la colonia Urdiales. 

Monterrey

La mañana del martes pasado, Regina asistió a la secundaria después de un fin de semana largo. Su madre la dejó en las puertas del plantel a las 7:30, acordando que a las 12:30 se encontrarían en la plaza que se ubica al frente. Sin embargo, la joven no llegó.

Sus compañeras refieren que la adolescente realizó sus actividades de manera normal, e incluso la vieron salir de la escuela. No notaron alguna conducta extraña ni sospechosos vigilando.

Hasta ahora, su familia no ha recibido alguna llamada telefónica pidiendo rescate. Claudia Chantaca, madre de la desaparecida y quien está a punto de dar a luz, encabeza una búsqueda desesperada que hasta el momento no ha dado resultados.

"No me han dicho nada, no me han dado resultados, noticias... nadie sabe nada de ella", expresó en entrevista para televisión.

Los videos de las cámaras de seguridad que se localizan en los alrededores de la secundaria 72, en la colonia Urdiales, tampoco han arrojado datos nuevos.

"Mis familiares y yo hemos buscado en todas las cámaras alternativas a la secundaria y la niña no se ve por ningún lado", agregó.

Sin embargo, falta revisar las tomas de las cámaras del plantel, tarea que estará a cargo de agentes del Ministerio Público.

La desaparición de Claudia Regina Elizondo Chantaca, de 14 años de edad, ocurrió el pasado martes 17 de marzo, luego de que saliera de la escuela.

Ante lo sucedido, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) activó hoy la alerta Ámber, a fin de obtener datos sobre su paradero a través de la ciudadanía.

Entre las características físicas de Regina se mencionan: complexión delgada, tez blanca, de aproximadamente 1.57 metros de estatura, ojos verdes, cabello rubio largo, cejas semi pobladas y boca pequeña; además, viste uniforme escolar.

La familia seguirá trabajando en la búsqueda, aunque no han interpuesto una denuncia formal.

"Que tenga compasión de mí, sabe que soy una buena madre, que regrese por favor, que me avise, que hable... algo".