Se quedarán sin transporte más de 300 familias de Altamira

Rutas en la urbe industrial emplazan al municipio a reponer arterias en menos de 10 días.
La medida dejará sin medio de transporte a cientos de personas.
La medida dejará sin medio de transporte a cientos de personas. (Yazmín Sánchez)

Altamira

Alrededor de 300 familias de la colonia Diana Laura Riojas en Altamira, están en riesgo de quedarse sin transporte público en un plazo de diez días, debido al mal estado de las calles de ese sector.

Y es que la mayoría de las vialidades se encuentran destrozadas, siendo la más urgente de repararse las calles de la ruta de Santa Amalia, que presenta daños en más del 70 por ciento de tres colonias que recorren, siendo la colonia Diana Laura Riojas la más perjudicada, dijo Gualberto Galarza Gambo, secretario general de la Unión de Rutas Establecidas de Altamira.

"Se ha prestado el servicio pese al deterioro de las calles, pero no descartamos suspender el servicio en caso de que no se reparen las vialidades, sobre en todo en la colonia Diana Laura Riojas", refirió.

En la ruta en mención, circulan como transporte público los denominados carros de ruta, donde prestan este servicio aproximadamente 25 concesionarios e igual número de choferes que dejarían de trabajar toda vez que resulta más costoso el deterioro que presentan las unidades, Galarza Gamboa estima que un plazo no mayor a diez días se cancelará el servicio por el deterioro de las vialidades.

"Las principales vialidades de las rutas están muy deterioradas, hemos tocado puertas con las autoridades para que nos apoyen pero no hemos tenido respuesta, pero seguiremos insistiendo por que la principal que estamos gestionando para su rehabilitación es la ruta de Santa Amalia, que comprende las colonias Alejandro Briones, Diana Laura y la Carrillo que están en pésimas condiciones", indicó.

El representa de las rutas del transporte en Altamira, destacó que no han cancelado ninguna ruta, todos los concesionarios se mantienen trabajando, pese a las condiciones en que se encuentran las calles, explicó que tras las lluvias del pasado fin de semana la problemática es mayor, por lo que de no haber una solución en el transcurso de la semana, se verán obligados a suspender actividades, acción que dejará sin servicio por lo menos a trescientas familias.