En Acolman, exigen cierre de gasera

Vecinos del Barrio Chimalpa consideran que la instalación de la empresa expendedora constituye un grave peligro, pues aseguran que pone en riesgo la integridad de familias.
Cilindros de gas no son revisados en las gaseras.
Destacaron que la vivienda más cercana al negocio del energético está a unos 30 metros de distancia. (Especial)

Acolman

Unas 200 familias del Barrio Chimalpa, perteneciente a la comunidad de Tepexpan, en el municipio de Acolman, demandaron el cierre de operaciones de una empresa expendedora de gas LP, al considerar que constituye un grave peligro para ellas, como advirtieron en su oportunidad a las autoridades municipales.
Encabezados por Sixto Mérida, vecino del citado Barrio, los inconformes aseguraron que la gasera, propiedad de la firma "Combugas S.A de C.V", pone en riesgo la integridad física y los bienes de las familias, destacaron que la vivienda más cercana al expendio del energético está a unos 30 metros de distancia.

Expusieron que, previamente a la apertura de dicho negocio, enviaron diversos escritos a las autoridades locales, específicamente al edil con licencia, Dario Zacarías Capuchino, pero ninguno de sus documentos mereció respuesta alguna y actualmente la compañía opera a pesar de las observaciones realizadas.
Mencionaron que no están en contra de la creación de empleos ni de que Acolman constituya un atractivo para la inversión pues finalmente eso se traduce en progreso y bienestar para los ciudadanos.

TE RECOMENDAMOS: Relámpagos trasladan a bebé con quemaduras a hospital

No obstante, afirmaron que se requiere salvaguardar la seguridad de las familias que viven en este lugar desde hace varios años, mismas que hoy están temerosas de que pudiera registrarse algún incidente, con las consecuencias que esto tendría.

Recordaron que debido a las protestas que han expresado desde octubre del año pasado, un "representante" de la gasera, identificado como Carlos Pignore, se ha dado a la tarea de atemorizarlos, amagando con iniciar procedimientos penales por supuestas agresiones de los habitantes. Recalcaron que la manifestación contra el funcionamiento de la gasera se mantiene mediante la pinta de tres bardas, en las cuales están demandando la intervención del gobierno del Estado de México para evitar que siga funcionando.

Refirieron que las autoridades municipales y estatales están obligadas a privilegiar la seguridad de los ciudadanos y que ellos se instalaron primero en el Barrio Chimalpa, además de aclarar las condiciones en las que otorgaron las autorizaciones tanto de construcción como de funcionamiento.

KVS