CRÓNICA | POR JESÚS GARCÍA

“Hay más seguridad en Tamaulipas que NL”

Son 12 integrantes de una familia regia que criticaron el mal estado de tramos carreteros, pero la vigilancia la aprueban.

Turistas de diferentes partes del país acampan en playa Miramar.
Turistas de diferentes partes del país acampan en playa Miramar. (Yazmín Sánchez)

Ciudad Madero

Es más que claro que la fama de Tamaulipas a nivel regional y nacional ha sido mala por inseguridad y hechos violentos, pero hay quienes aún consideran que sus costas son excelentes para vacacionar y aquí están cada Semana Santa 2015, durmiendo bajo las estrellas.

La familia De La Rosa, que proviene de Guadalupe, Nuevo León, es asidua de visitar playa de Miramar de Ciudad Madero desde hace ocho años. Ellos aseguran que "es una playa tranquila y buenísima para pasar las vacaciones".

Son 12 personas las que integran la familia, que llegan a la playa pero no se hospedan en hoteles ya que prefieren instalar casas de campaña y quedarse allí todo el tiempo, sin importarles las inclemencias del clima y la inseguridad.

Aldo de la Rosa Carreón disfruta una cerveza bajo un toldo, está relajado. Su tono norteño habla del por qué escogen Miramar, dice que todo les parece bien, además de que económicamente es un sitio apropiado.

Lo único de lo que se queja es de las carreteras locales en especial del tramo llamado El Barretal, que está en Padilla, Tamaulipas, ya que dice que "está en malas condiciones, está llena de hoyos y causa retraso en sus recorridos".

Al cuestionar a Aldo sobre algún temor por visitar la zona sur de Tamaulipas infundado en el pasado reciente, explica que no, que durante ocho años se han mantenido sin ningún problema y sin incidente alguno.

"Hay más seguridad en Tamaulipas que en Nuevo León, es la meritita verdad, no hay miedo porque en todas partes está igual", dice con voz fuerte y concluye con una sonrisa, "míranos cómo estamos, bien quitados de la pena".

Por la comida ni se preocupan, dicen, ya que ellos traen los ingredientes para realizar su discada, su pollo frito de franquicia gringa y sus sopas instantáneas, además, si algo no les gusta a los niños pues "ellos buscan algo de comer aquí en la playa, eso no es problema".

Por otra parte, Roberto Chávez Ortega, director de Protección Civil, informó que en la noche del miércoles para amanecer jueves santo acampó un promedio de 2 mil 500 personas en los 8 kilómetros de playa Miramar.

Sin embargo la presencia de personas en playa ha causado la tentación de algunas personas que se dedican al delinquir, ya que por ejemplo se registró un robo a unos campistas procedentes de San Luis Potosí, confirmó la autoridad.

Explicó que fue sustraída una bolsa con pertenencias de la familia y que dos de los tres presuntos delincuentes fueron detenidos por elementos de la Gendarmería Nacional, ya que ellos son los responsables de vigilar todo el paseo.

"La gente está contenta con el despliegue de la Gendarmería Nacional por todo el perímetro de la playa. Fue la extracción de una bolsa, se detuvo y el robo fue en la torre 6 a la altura de la zona conocida como Las Sirenas", expuso.

Un recorrido realizado por MILENIO Tamaulipas constató que de los ocho kilómetros de la playa, los campistas están distribuidos por la torre seis de Sirenas, la zona de plaza Gobernadores y en las cercanías de la glorieta de los Delfines, en la parte norte de playa.