Niños de academia de Charros celebraron día del Niño

El equipo solicitó a gobernador el apoyo para abrir escuelas en Ocotlán, La Barca y Puerto Vallarta.
Los festejados estuvieron participativos en las diferentes actividades realizadas en la cancha de beisbol.
Los festejados estuvieron participativos en las diferentes actividades realizadas en la cancha de beisbol. (Cortesía)

Guadalajara

Los niños que integran las academias del equipo de Beisbol Charros de Jalisco celebraron el día del niño con una convivencia en la cancha del estadio en  el que realizaron actividades y en la que recibieron la visita del gobernador Aristóteles Sandoval.

“En sólo siete semanas de que se fundó la academia de Beisbol Charros tenemos 250 niños aquí en Guadalajara, 200 en Lagos de Moreno; es impresionante, el beisbol llegó para quedarse después de 20 años de ausencia”, dijo Armando Navarro, presidente del equipo Charros de Jalisco.

Actualmente hay 450 niños en las academias de los municipios de Guadalajara y  Lagos de Moreno. El objetivo es que a finales del año sean 800 niños los que integren la academia.  

Para eso, en la visita del gobernador  se le solicitó que el CODE  apoye con instructores y espacios para abrir escuelas en Ocotlán, La Barca y Puerto Vallarta. También existe la oferta de instalaciones por parte del municipio de Jalostotitlán.

“El único apoyo que le pedimos al gobierno es buscar vía el CODE instalaciones e instructores para los niños. Los Charros pone la tecnología y es lo único que le pedimos al gobierno del estado”: dijo el directivo.

Por su parte, los festejados estuvieron participativos en las diferentes actividades realizadas en la cancha de beisbol. Gustosos por el Rey de los deportes platicaron sobre su ingreso a la escuela.

“Es mi equipo favorito y es favorito. Desde chiquito a toda mi familia le gustaba  y de ahí vino que me gustara el beisbol. Vine a un partido de los Charros y anunciaron por micrófono que iba haber una academia y ya les comenté a mis papás y me dijeron a ver cómo te portas y es cuando entré”, contó Bernardo que lleva tres meses en la escuela.

El niño afirma que el estar en la escuela le ha ayudado a ser más puntual y por supuesto ha aprendido a cachar, tirar y correr, partes fundamentales para este deporte; contó el menor que de grande quiere ser jugador de San Francisco, equipo de las Grandes Ligas.