Se acabó el agua de la presa Emilio L. Zamora en Ensenada

Desde el lunes la Cespe dejó de extraer agua para uso doméstico porque se encuentra casi seca

Ensenada

La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) incumplió con el programa de tandeos en diversas colonias del puerto, porque desde el lunes 17 de febrero dejaron de extraer agua de la presa Emilio López Zamora, que se encuentra prácticamente seca.

Abelardo Cárdenas, director de Comunicación Social de la Cespe, explicó que fue necesario cambiar la fuente de distribución a una de menor diámetro por las condiciones de aridez de la represa, y que al realizar los ajustes encontraron fugas que tuvieron que ser reparadas.

Este problema obligó a dejar sin servicio por casi cinco días a un porcentaje de las familias porteñas; sin embargo, aseguró que a partir de este viernes el programa de tandeos tiene que funcionar como lo anunció la paraestatal hace unos días.

Otra queja recurrente por parte de los usuarios ensenadenses es el agua sucia que sale de las tuberías cada vez que se restablece el servicio, y que incluso, la tierra ha dañado la ropa, según mencionó Julieta Ortega, madre de familia y usuaria de Cespe.

Sobre este problema, Abelardo Cárdenas explicó que se trata de reparaciones que se llevan a cabo en las tuberías en la zona de La Misión, lo que provocó que los tanques se vaciaran al máximo y que al caer agua de nuevo, los sedimentos se removieran.

Para aminorar los efectos negativos de la falta de agua, la Cespe firmará un acuerdo comercial con un proveedor de tinacos para que financien a personas de escasos recursos los equipos de almacenamiento de agua.

Las personas con un historial de buena paga y bajo un estudio socioeconómico, podrán solicitar el tinaco. En una primera etapa serán 200 tambos que se descontarán en el recibo mensual en un plazo de año. La empresa distribuidora fue elegida, de entre varias por Cespe, por cumplir con las normas de calidad, precio y entrega.