Queda impune 85% de los casos de abuso sexual

Organizaciones civiles de La Laguna señalan que miedo de las víctimas y desinterés de autoridades hacen que los responsables no reciban castigo. Lanzan campaña para contrarrestar la situación.
Los niños han mostrado mucho talento y dedicación en sus trabajos.
Según los registros, de 900 denuncias 200 corresponden a abusos de índole sexual (Nancy Méndez Lozano)

Torreón, Coahuila

Organismos de la sociedad civil denunciaron que cerca del 85 por ciento de los casos por abuso sexual que se tienen registrados en el Centro de Justicia para la Mujer en La Laguna quedan impunes ante el miedo de las víctimas, pero también por la falta de interés de las autoridades.

Según los registros, de 900 denuncias 200 corresponden a abusos de índole sexual. De esta cifra el 30 por ciento se encuentra en proceso de investigación, pero sólo el 15 por ciento culmina con un castigo para el violador.

A nivel nacional se habla de que cada cuatro minutos se presenta una violación, siendo las mujeres y las niñas y niños los más afectados. Cuatro de cada 10 mujeres han sufrido una agresión sexual mientras que en los hombres la cifra es de 1 por cada 6.

Ante esto, organismos como Donadores Laguna, Abrázame Casa Hogar y el Movimiento Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) lanzan la campaña mediática 'No más excusas, no más abuso sexual', la cual se va a difundir en redes sociales a fin de buscar crear conciencia entre la población sobre la problemática.

Cointa Sotoluján, coordinadora de la campaña, platicó que la idea surge tras detectar que en México no hay datos recientes de la situación, pero tampoco un apoyo a las víctimas.

“Veía en internet muchas campañas donde las víctimas hablaban de lo que les había pasado, entonces empecé a investigar si aquí (México) había algo y no encontré nada”, explicó.

Tras esta situación, Cointa Sotoluján conoció un caso de la Comarca Lagunera mismo que fue el parteaguas para diseñar la campaña publicitaria.

A su vez los organizadores hicieron un exhorto a las autoridades para poner atención en el tema y buscar las alternativas necesarias y apoyar a quienes han sido víctimas, no sólo en el aspecto sicológico sino también en lograr la detención de los agresores, que en la mayoría de los casos es algún familiar.

En una primera etapa, la campaña se lanzará en redes sociales para posteriormente incluir a diversos medios de comunicación.