Enfrentan careo niñas abusadas sexualmente

Carlos Prado, asesor gratuito de la familia de las menores, informó que el careo se pudo haber impugnado, siempre y cuando hubiesen agotado los mecanismos de control constitucional.

Torreón, Coahuila

Bajo argumentos legales, finalmente dos niñas que fueron abusadas sexualmente por la pareja de su abuela, debieron carearse con el agresor.

Se revictimizaron a pesar de la inconformidad de la familia de las menores, bajo el argumento de derecho del probable responsable.

"Están desprotegidas en este aspecto, el simple hecho de que sepan que pueden contar con alguien es el aporte que podemos hacer como red".

Durante el fin de semana, las menores pasaron noches sin poder dormir bien, sin embargo, estuvieron respondiendo las preguntas de la autoridad en un proceso que enfrentan desde hace 3 años.

Martha Alicia Martínez es la abuela de las menores y fue quien dio a conocer públicamente lo que le ocurrió a sus nietas, a quienes ella resguardaba ya que su madre trabajaba en otra entidad.

Carlos Prado Aguilera es abogado recientemente, asesor gratuito de la familia de las menores y asegura que este asunto es de interés público y a él como profesionista del derecho.

"Me preocupa que este tipo de asuntos se encaminen conforme al debido proceso. Fui invitado para poderle dar una especie de vigilancia al asunto y aquí estamos".

"El expediente que hemos revisado se encuentra conforme al debido al proceso y para evitar cualquier descuido es nuestra presencia, hay más abogados que como yo acudimos a supevisar el caso", señaló.

Manifiesta que se tiene que cuidar la integridad de las menores, sus derechos fundamentales y asegura que el careo se pudo haber impugnado, siempre y cuando hubiesen agotado los mecanismos de control constitucional, uno de ellos sería el amparo.

Por su parte, algunas de las integrantes de Red de Mujeres de la Laguna asistieron a los juzgados y expresan su inconformidad ante la circunstancia que se presenta, ya que el derecho de los menores debe prevalecer.

La psicóloga Adriana Romo señala que como asociación, tienen entre sus principales objetivos el trabajar por los derechos de las mujeres de todas las edades.

"En este caso en específico va más allá nuestra participación en acompañar a las menores, ya que a pesar de la existencia de Instituciones para acceder a la Justicia, no se tiene un acompañamiento individualizado".

"El expediente que hemos revisado se encuentra conforme al debido al proceso y para evitar cualquier descuido es nuestra presencia".

"Están desprotegidas en este aspecto, el simple hecho de que sepan que pueden contar con alguien es el aporte que podemos hacer como red", señaló.

Ariadne Lamont, también de la asociación de Red de Mujeres, considera que los casos de abusos sexuales van en aumento y en cada diez hogares en 6 ocurren.

La familia, debe resguardar a los menores pero el Estado también deberá de no fallarle. Espera que los jueces sean personas de probada rectitud y que en este caso, fallen en contra del agresor.

Una de las menores enfrentó casi 3 horas del careo y aunque no se dio en el mismo espacio físico, fue sometida a tantas preguntas que terminó agotada emocionalmente.

JFR