No es aburrida nuestra vida: arzobispo

Los religiosos también disfrutan de las vacaciones, tienen descansos en los que van al cine, comen y practican deportes, afirmó el arzobispo de Tijuana, Rafael Romo Muñoz
El arzobispo de Tijuana, Rafael Romo
(Krystel Gómez)

Tijuana

La vida de los religiosos no es sólo estudiar la Biblia, sino jugar fútbol, basquetbol, comer y realizar otras actividades recreativas, como ir al cine y escuchar música, por lo que no resulta aburrida la vida, afirmó el arzobispo de Tijuana, Rafael Romo Muñoz.

En el marco de la celebración de la Pascua Juvenil, a la que asistieron cientos de jóvenes, el arzobispo sostuvo que la vida religiosa tiene varias vertientes.

"Descansamos jugando también fútbol; yo no puedo jugar fútbol pero juego golf; tenemos nuestros campos de golf en nuestro seminario y salir a dar la vuelta, ir al cine. ¡Sí!, también nos divertimos, nos invitamos a comer simplemente por comer, o sea que no es aburrida nuestra vida, definitivamente", expresó.

Aunque Romo Muñoz precisó que las celebraciones por Semana Santa son momentos de guardar, no se dejan de disfrutar en compañía de los jóvenes, quienes acompañados de la tecnología y la inquietud, recrean instantes de diversión.

"Prácticamente todos estamos iniciados, yo también, pero hay algunos que son unos especialistas bárbaros en el manejo de la computadora, del iPad, de todas las redes sociales", indicó.