Esta vez, no se abrió la puerta fronteriza para celebrar a niños

El año pasado, el ex alcalde de San Diego, Bob Filner, gestionó que se abrieran las puertas del parque de la Amistad para que una niña en México pudiera abrazar a su padre
Esta vez, no se abrió la puerta fronteriza para celebrar el Día del Niño
(Alexandra Mendoza)

Tijuana

Contrario a lo que ocurrió el año pasado, en esta ocasión las puertas del Parque de la Amistad permanecieron cerradas durante el festejo adelantado por el Día del Niño que activistas realizan cada año en ambos lados de la frontera.

En 2013, el entonces alcalde de San Diego, Bob Filner, hizo historia y pidió a la Patrulla Fronteriza que se abriera la puerta que separa Playas de Tijuana e Imperial Beach, para que por espacio de dos minutos una niña en México pudiera abrazar a su padre.

Con dicho precedente, existían expectativas de que el hecho se repitiera y no fue así.

El actual alcalde, Kevin Faulconer, acudió al evento del lado norteamericano y dirigió unas palabras con un altavoz, aunque no se acercó a la malla fronteriza.

"Este es el Parque de la Amistad, representa la amistad entre nuestros dos países, nuestras dos ciudades, por nuestras familias y nuestros niños. Hoy es un día para celebrar a nuestros niños y festejar nuestra unidad", manifestó.

Activistas como Mar Cárdenas, se mostraron decepcionados con el hecho de que no se abriera la puerta que separa a ambos países.

"Ahora ni siquiera eso; tal vez no quieran arriesgar a que haya un abrazo tal como aquel. Acabo de hablar con el alcalde a ver qué se puede hacer para que esta frontera, mientras tenga que existir por razones políticas, se pueda hacer más amigable para que haya mayor contacto entre ambas comunidades", expuso. 

Por su parte, la regidora de Tijuana, Martha Leticia Castañeda, se mostró comprensiva al considerar que el hecho de que el alcalde de San Diego haya visitado por primera vez el Parque de la Amistad, es señal de que está sensibilizado con el tema migratorio.

"Hay un protocolo que deben seguir los funcionarios, que tiene que ver con guardar formas, sabemos que es problema federal y complejo, pero el hecho de que haya estado aquí es buen síntoma, quiere decir que cree que es un problema que podemos ir resolviendo poco a poco", apuntó.

Enrique Morones, presidente de Ángeles de la Frontera, señaló que buscarán abrir la puerta nuevamente el próximo año, evento para el cual ya se ha hecho la invitación tanto a la primera dama de Estados Unidos como de México. 

"El año pasado pudimos abrir la puerta y fue algo histórico, y vamos a tratar de hacerlo el próximo año, pero para nosotros es muy importante continuar con este espíritu de que el amor no tiene frontera", expresó.

Durante la ceremonia del Día del Niño, pequeños de ambos lados de la frontera cantaron diferentes temas como parte del festejo, además que se realizaron rifas de regalos y un momento de convivencia que se vio separado nuevamente, únicamente por una reja.