Viven en zonas de riesgo 20 mil duranguenses

Sus viviendas se encuentran asentadas a los márgenes de ríos y arroyos como en Guanaceví y Canatlán, así como en los municipios de Vicente Guerrero y Súchil, informó Conagua.
Reforzarán los protocolos de seguridad.
Reforzarán los protocolos de seguridad. (Milenio Digital/Archivo.)

Durango

Alrededor de 20 mil habitantes de Durango viven en zonas susceptibles de inundación, las cuales se encuentran asentadas a los márgenes de ríos y arroyos, informó el director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Luis Fernando Uc Nájera.

El funcionario indicó que hace un par de semanas se dieron a conocer los protocolos de seguridad para el caso de contingencia, por lo que junto con las autoridades de Protección Civil rastrearon los puntos vulnerables a inundaciones.

Se realizarán varias acciones como retirar los obstáculos para que el agua pueda circular libremente, como el caso de los drenes agrícolas, canales, arroyos y ríos.

Además, en las ciudades se limpian las calles que puedan tapar el drenaje pluvial y se identificó como punto de riesgo el Valle del Guadiana, ubicado en la capital del Estado.

Señaló que asentamientos irregulares se asentaron en afluentes como los arroyos La Virgen y Seco.

Zonas agrícolas también están en riesgo, debido a que están rodeadas por tres ríos como el Santiago, El Tunal y la Sauceda.

En el municipio de Santiago Papasquiaro son vulnerables los habitantes de los asentamientos a las orillas de los ríos Santiago y Tagarete este último cruza la cabecera municipal.

Hay zonas de riesgo en Guanaceví y Canatlán, por el paso del río La Sauceda y el arroyo Mimbres, así como en los municipios de Vicente Guerrero y Súchil, por el paso de los ríos Súchil y Graceros.

En lo que se refiere a la Comarca Lagunera, dijo que las inundaciones dependen mucho del agua que lleve el río Nazas además de las presas.

El director de la Conagua manifestó que ya se están haciendo labores de prevención para evitar estos incidentes o problemas por el cauce del agua por la temporada de lluvias.