Aumenta la segregación socioespacial en Torreón

Según el Programa Nacional de Infraestructura, la Zona Metropolitana de La Laguna es la que más ha crecido en cuanto a su mancha urbana de 1980 a 2010, pues aumentó 11% promedio anual.
De las deficiencias existentes, la que más inquieta a los habitantes es la relacionada con la seguridad.
De las deficiencias existentes, la que más inquieta a los habitantes es la relacionada con la seguridad. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Seguridad y servicios públicos no llegan a las colonias de la periferia. De las deficiencias que presentan, la que más inquieta a los habitantes es la relacionada con la seguridad, ya que los robos a casa-habitación, ocurren con frecuencia.

“Tenemos que corregir esos problemas estructurales de la ciudad que parten desde un reglamento obsoleto”.

"En mi familia ya hemos sufrido dos robos y un asalto aquí en el sector. La primera vez tumbaron la reja, los vecinos se dieron cuenta pero no se quisieron implicar, no puse la demanda, se que está mal, pero ya no sabe uno lo que puede pasar".

"A la vuelta asaltaron a mi hija, la golpearon, tiempo después nos robaron, a la vecina también, manifestó Pablo, habitante del fraccionamiento Campo Nuevo Zaragoza.

Comentó que es necesario que se dé un acercamiento real entre las autoridades y los ciudadanos de las colonias de la periferia.

Señaló que factores como alumbrado que funciona en forma irregular, la existencia de lotes y viviendas abandonadas, y los limitados rondines de vigilancia que se ven en el sector por parte de las corporaciones policiacas, contribuyen a la incidencia delictiva.

Eduardo Holguín, quien preside el Instituto Municipal de Planeación y Competitividad, afirmó que por su lejanía se complica la atención en estos sectores, lo que se debe a un crecimiento segregado de la ciudad, por una falta de planeación urbanística.

Donde indicó que "interfieren errores del gobierno, pero también de la sociedad", en materia de ordenamiento.

"Tenemos que corregir esos problemas estructurales de la ciudad que parten desde un reglamento obsoleto", comentó.

De acuerdo con el académico y analista, Edgar Salinas, los problemas de orden social se destacan en colonias de la periferia por el fenómeno del ensanchamiento urbano, que dificulta la atención de las autoridades para garantizar seguridad y el resto de los servicios públicos.

El fenómeno, que significa la segregación espacial de grupos poblacionales, explicó, encarece el acceso a los servicios públicos, dificulta acciones de seguridad.

La segregación espacial, comentó, debilidad en los lazos de convivencia de las personas, multiplica la dificultad para garantizar servicios públicos de calidad, incluida la seguridad, dado el ritmo de ensanchamiento urbano y la incorporación de antiguos núcleos ejidales a la mancha urbana.

Aleja de la población los espacios laborales, de hospitales, de escuelas, espacios públicos y zonas comerciales, lo que genera presiones sociales diversas.

Conduce a movilidad centrada en el auto particular y deficiente transporte público.

"Si vemos un mapa de la zona metropolitana, resulta dramático constatar lo concentrando de ciertas instituciones: universidades, bancos, tiendas de autoservicio, hospitales y clínicas, áreas deportivas bien equipadas".

"La Segregación aleja de la población los espacios laborales, de hospitales, de escuelas, espacios públicos y zonas comerciales, lo que genera presiones sociales diversas".

"Mientras más alejados estén servicios así de la población segregada, más presiones se ejerce sobre la población pobre".

"No hay que olvidar que ser pobre es muy costoso. Sale muy caro ser pobre, puesto que la segregación espacial y social encarece la vida de los que menos tienen".

Según el Programa Nacional de Infraestructura, la Zona Metropolitana de la Laguna es la que más ha crecido en cuanto a su mancha urbana de 1980 a 2010 en México en relación al crecimiento poblacional, pues la mancha urbana creció 11% promedio anual en tanto que la población sólo lo hizo en 2.9%, detalló Salinas.

En los últimos treinta años, agregó, la mancha urbana de la zona metro creció más de 330% y la población poco más de 30%. En ese mismo lapso, el número de vehículos particulares creció en 150%.