Vecinos de Zapopan van por "zona 30" en estación Basílica de L3

Sostienen reunión en palacio de Gobierno, autoridades prometen valorar su petición.
Los colonos fueron recibidos por autoridades encabezadas por el secretario general de Gobierno y por el titular del Siteur.
Los colonos fueron recibidos por autoridades encabezadas por el secretario general de Gobierno y por el titular del Siteur. (Cortesía)

Guadalajara

Colonos de Zapopan que padecen las obras de la Línea 3 del Tren Ligero propusieron crear una zona 30 (de tráfico tranquilizado) en vez de una macroplaza peatonal que autoridades proyectan crear, justo frente a los arcos de ingreso a la cabecera municipal, donde hoy se construye la estación Basílica.

Luego de varios intentos infructuosos de ser escuchados, hoy un grupo de ciudadanos afectados por las obras, fueron recibidos por autoridades encabezadas por el secretario general de Gobierno, Roberto López Lara; y por el titular del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Rodolfo Guadalajara, quien ofreció se revisará la propuesta de los colonos zapopanos.

José Javier Gómez Álvarez, uno de los vecinos que ha pugnado por cambios a este proyecto, explicó que el paso de la avenida Américas hacia el norte, a la prolongación Laureles "terminaría en la nada al llegar a Zapopan". De ahí se pretende crear un 'sifón' para llegar a Laureles y liberar el espacio para dicha macroplaza, abajo de la estación Basílica.

"La propuesta de los vecinos es precisamente darle un tratamiento como Chapultepec Norte, que los coches puedan circular... una zona 30, que los coches puedan circular directamente de Américas a Laureles; con banquetas anchas, con un tratamiento urbanístico digno. Eso es todo lo que pedimos, creemos que es más que sencillo", expuso.

Ejemplificó que la avenida Chapultepec Norte está quedando como un espacio para uso de todos, con adecuada superficie de rodamiento y donde opinó, caben peatones, ciclistas y automotores. El experto en urbanismo, dijo confiar en la palabra de las autoridades de que se revisará su propuesta; toda vez que ellos mismos ya cedieron a su primer planteamiento que era modificar el paso vehicular deprimido en Américas.

"A ellos (funcionarios) les cuesta trabajo pensar que los vecinos no queramos una plaza. ¿Por qué no queremos una macroplaza? Porque hasta este momento estos son espacios muy difíciles de administrar y de mantener. Se prestan para eventos ruidosos, eventos políticos, número uno; conciertos a deshoras de la noche, son espacios que toma el ambulantaje, son espacios de inseguridad", sostuvo, tras señalar que Zapopan no necesita un espacio así, pues ya tiene la propia plaza Juan Pablo II, el andador 20 de noviembre y la zona de La Curva, por el mismo rumbo.

Asimismo, Gómez Álvarez lamentó que una "mala planeación" se refleje ahora en la lentitud del resto de obras en la zona, que debían haber tenido una duración de nueve o diez meses, lapso que ya se cumplió. "En la obra hay muy pocas personas trabajando y con medios muy rudimentarios... la obra va tan lenta que debió terminarse ya", dijo. Sin embargo, Siteur les expuso que la obra durará 18 meses. "Ya estamos a la mitad, si Siteur terminara la obra en esos 18 meses, bueno, nosotros encantados. Vamos a ver si Siteur puede cumplir".

Al respecto, el director del Siteur, confirmó que se va a establecer "una mesa técnica" para abordar esta solicitud, en la que estarán presentes vecinos y el presidente municipal.

"El paso deprimido sigue, incluso todo el piloteo, toda la estructura ya está... el punto neurálgico de discusión de los vecinos es la plaza", afirmó. 

El funcionario no detalló porcentaje de avance de la obra en la zona. Tampoco quiso adelantar la fecha de arranque de excavación del túnel con "La Tapatía" (tuneladora), que se dará a conocer en conferencia de prensa este viernes, según dijo.

En entrevista por separado al término de la reunión, López Lara comentó que una de las quejas reiteradas de los vecinos es el tráfico vehicular; ante lo cual instruyó a la Semov a un proyecto de movilidad a más tardar el miércoles próximo.

"Quieren más presencia de agentes viales en esa parte del centro de Zapopan, colonias como la Seattle, Maestros, Tepeyac, Conjunto Patria también", explicó. 

El secretario de Gobierno aclaró que no habrá más modificaciones de ruta para el transporte público, y que se revisará la velocidad a la que circulan. Además, el paso de camiones por calle de la colonia volverá a derrotero original cuando acabe al obra.

El beneplácito por los acuerdos alcanzados fue compartido por el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, también presente en esta reunión que tuvo lugar en el palacio de Gobierno; quien dijo que los vecinos salieron conformes. 

"Afortunadamente tomamos muy buenos acuerdos, escuchamos cuáles son las posturas, las inquietudes que tienen los vecinos; hubo una buena recepción por parte de las distintas autoridades y logramos el poder tener ya mesas que se realizarán a partir del viernes de la próxima semana", enumeró Lemus.

Las siguientes reuniones se llevarán a cabo de forma permanente, que ya tendrán lugar en la presidencia municipal de Zapopan, pero en las que sí habrá la presencia del Siteur.