La ZMG vive los días de auge del ozono

Graves riesgos a la salud por la exposición prolongada a este contaminante que surge de una reacción fotoquímica a partir de emisiones de automotores.

Guadalajara

El ozono (O3, tres moléculas de oxígeno) es uno de los principales causantes de mortalidad y morbilidad entre los componentes del aire que respiran los tapatíos; la ciudad encabeza a nivel Latinoamérica las concentraciones de este compuesto. Y mayo, el mes que ahora transcurre, es el tiempo en que el ozono domina la atmósfera de la ciudad.

El día de ayer, solamente la estación de monitoreo atmosférico de Santa Fe, en Tlajomulco, tuvo como contaminante líder un compuesto distinto al O3. En general, los días más calientes y despejados de los meses de abril y mayo, incluso la primera quincena de junio, son propicios para la formación de este contaminante. La exposición a este gas puede derivar en males crónicos y la muerte.

El ozono es un contaminante secundario (porque deriva de sustancias precursoras). Se forma, en términos sencillos, por una reacción química del dióxido de nitrógeno (NO2) y de los compuestos orgánicos volátiles (COV) -la combustión deficiente que se libera de los escapes de autos- que es detonada por la luz solar.

Los datos de la red de monitoreo de esta ciudad demuestran que los contaminantes tienen temporadas alternas de mayor presencia, pues varían las condiciones de la atmósfera al paso de las estaciones del año. Por ejemplo, los meses fríos son más propicios para la presencia de PM10 (partículas suspendidas de hasta diez micras), cuya composición química es variada, sobre todo por las constantes inversiones térmicas (cuando la falta de luz solar evita la dispersión de contaminantes de la troposfera en un primer largo lapso de la mañana). A fines del frío y hasta la lluvia, los incendios forestales y agrícolas acarrean PM10 y monóxido de carbono transportados por vientos intensos. En los tiempos secos, en un fenómeno específico de la ciudad, sus autos, el viento casi estático y el calor provocan el alza del O3.

“El O3 se encuentra de manera natural en la estratosfera, entre los 20 y los 50 kilómetros de  altura”, pero si allá protege la atmósfera de la radiación solar, a nivel de la tropósfera (el suelo)  tiene efectos dañinos para la vida. “Las concentraciones de este contaminante se incrementan gradualmente a partir de las 11:00 horas, con un pico que se mantiene hasta alrededor de las 17:00 horas”, señala el documento del programa ProAire Jalisco 2011-2020, del gobierno de Jalisco.

Así, añade, “la época de máxima concentración coincide con la primavera y el principio del verano, ya que en éstos meses se presentan condiciones meteorológicas locales que suelen favorecer la formación y acumulación de este contaminante: vientos moderados además de alta radiación solar y temperatura”.

¿Por qué es maligno respirar ozono? Puede causar problemas en las vías respiratorias, como irritación, tos o malestar en el pecho, así como una “disminución de la función pulmonar” y de la resistencia de las vías aéreas, incrementando su sensibilidad, “lo cual podría significar un aumento en la respuesta a otros contaminantes”, señala una investigación publicada por el Instituto Nacional de Ecología (INE). “A algunos investigadores médicos les preocupa que el ozono pueda causar lesiones permanentes después de exposiciones repetidas a concentraciones elevadas de ozono por periodos prolongados y, sobre todo, durante el periodo de crecimiento de los niños”, agrega (ver www.inecc.gob.mx).