Vuelven a investigar desaparición de bebé nonato

Autoridades judiciales encuentran discrepancias en las versiones de las personas que han declarado.

Monterrey

Al encontrársele discrepancias, el caso de la desaparición de un cuerpo de un bebé nonato se volverá a investigar, aseguró el procurador de Justicia, Adrián de la Garza.

Sin informar sobre el posible paradero del cuerpo, el funcionario estatal destacó que se están pidiendo de nuevo los procedimientos internos de la clínica, para ver qué datos se le pueden encontrar.

Esto además de entrevistas con el personal del Hospital de Pemex, ya que se encontró que existían diferencias entre las versiones proporcionadas.

“Estamos volviendo a realizar investigaciones, de hecho, todo el día de ayer y de hoy van a estar en una reconstrucción de cómo se llevó todo esto y seguimos con la indagatoria.

“Estamos pidiendo los procedimientos internos que tenía la clínica para ver si nos puede arrojar algún dato importante.

“Además de esto, se está volviendo a entrevistar con camilleros y enfermeras porque discrepaban algunas declaraciones o versiones”.

El 6 de abril, la joven señora Jovita Vela Rodríguez falleció en el hospital de Pemex de Cadereyta, momentos después de sufrir un accidente vial en el Libramiento a Allende.

De acuerdo con las primeras versiones, a Vela Rodríguez le practicaron una cesárea, ya que llevaba siete meses de embarazo, pero minutos más tarde perdió la vida debido a las lesiones que sufrió tras el accidente, mientras que el bebé se encontraba sin vida.

Hasta el 9 de abril, 17 personas habían declarado por el caso.

En lo que respecta al hospital de Pemex, ya comparecieron ante la Policía Ministerial y la Fiscalía un empleado jurídico, cinco médicos, dos enfermeras, dos camilleros y una recepcionista.

Por parte del Servicio Médico Forense, donde se analizaron fotografías y videos de circuito cerrado, se recabaron las declaraciones de los dos empleados que hicieron el traslado de los restos de la madre, así como otros cuatro trabajadores que estaban presentes o firmaron la recepción.

De la Garza explicó que aunque los familiares han pedido participar en la investigación, hasta el momento sólo se contemplan las declaraciones de las personas involucradas.

“(Es) de las personas que estuvieron en el lugar de los hechos.

“Se les ha estado llamando y seguramente el Ministerio Público, cuando lo estime conveniente en algún momento  de la investigación (a los familiares)”.

Reiteró que el bebé no pudo estar vivo, dadas las condiciones en que se encontraba la mujer.

“Según los médicos que le practicaron la autopsia a la señora nos manifiestan que es casi imposible que pudiera estar vivo por las condiciones físicas y las condiciones médicas en las que se encontraba la persona que estaba gestando.

“Era inviable que pudiera resultar con vida”.