Descarrila tren en Jalisco y deja 10 lesionados

El accidente se registró la tarde del martes en el municipio de Encarnación de Díaz. Ferromex estima  los daños en 100 mdp

Guadalajara

Un tren de carga en donde viajaban varios migrantes centroamericanos sufrió un descarrilamiento a su paso por el municipio de Encarnación de Díaz, este martes al anochecer, dejando varias personas lesionadas.

Las autoridades informaron que un ferrocarril perteneciente a la empresa Ferromex, se dirigía del Bajío a la ciudad de Aguascalientes, pero al pasar por territorio jalisciense, en el municipio de Encarnación de Díaz, dentro del poblado de Los Castro, la máquina sufrió un descarrilamiento, producido al parecer por las condiciones de la vía y el terreno que en los últimos días se han visto afectados por las intensas lluvias que han caído en la región.

El descarrilamiento ocurrió en el kilómetro 513 y varios carros góndola quedaron volcados sobre su costado, haciendo que el tren detuviera su marcha por espacio de cinco horas.

Fueron doce vagones los que se descarrilaron y en uno de ellos viajaban diez personas de origen hondureño, las cuales sufrieron varias lesiones al caer del tren en movimiento.

Más tarde arribaron varios cuerpos de rescate del municipio y de la región, atendiendo a los migrantes, de los cuales diez de ellos resultaron con lesiones leves y fueron dados de alta en el mismo lugar de los hechos, mientras que otros dos se reportaron con heridas regulares, aunque se negaron a ser hospitalizados, temiendo que por su situación migratoria fueran detenidos o deportados.

Trascendió que en el tren viajaban varios migrantes más, quienes al descarrilarse el tren, optaron por huir con rumbo desconocido, presuntamente ilesos y antes de que llegaran las autoridades.

Por su parte, Ferrocarriles Mexicanos (Ferromex), la empresa propietaria del convoy que sufrió el accidente, estimó el total de las pérdidas en unos 100 millones de pesos, lo que incluye los daños a las vías y los furgones, el tiempo perdido que fue de unas cinco horas, los trabajos de rescate por parte de su personal y el retraso de la misma locomotora que se dirigía a Aguascalientes a cargar combustible y seguir rumbo al norte del país.