“Vuelan” al arriar mega bandera

Alrededor de 20 policías luchaban contra el viento y el peso de la bandera por al menos media hora; al final lograron su objetivo que era bajarla del asta.

León, Gto.

Por la bandera, hasta volaron.

Una veintena de policías municipales lucharon durante casi media hora para bajar la Bandera Monumental de León de su asta, lograr enrollarla y guardarla en un saco negro.

Una mujer policía incluso voló al sostener la bandera justo de la parte donde el  lábaro patrio se resiste a ser arrugado y lucha con ayuda del viento para mantener su esplendor.

Las ráfagas de viento llevaban tal fuerza que los policías se veían obligados a correr para donde se dirigieran los 250 kilos que pesa esta bandera.

El viento los empujaba, casi los hacía volar.

Todo esto ahí, donde cruzan dos bulevares, una calle, un distribuidor vial y el acceso a un centro comercial, frente a la mirada de decenas de automovilistas.

Colgados, enredados o dejando caer todo su peso en la enorme tela, los policías no hacían caso de los mirones que no ayudaban ni saludaban a la bandera, pero sí contemplaban la escena.

De lejos, lucía como un hilacho colgado a mitad del asta de 70 metros de altura.

De cerca, la bandera imponente, era un cuarto de tonelada ondeante a punto de caer sobre policías y peatones.  

Tras media hora de esfuerzo, los 35 x 25 metros que mide la Bandera Monumental fueron guardados en un saco negro del tamaño de una caja de camioneta.

Aunque llegó apoyo de una segunda patrulla, los policías ya habían recobrado el color en su rostro y podían respirar con tranquilidad.

Sólo les faltaba entonar la canción escolar: “Y también por su amor, vivir”. O volar.