“Volví a nacer” dijo Roberto a su papá luego de que le cantara una canción

Roberto, el menor que fue agredido por sus compañeros en la Secundaria General No. 1 todavía está en recuperación. El director del plantel, quien se deslindó del suceso, es investigadd por las ...
Vecinos de la escuela exigen más vigilancia por las constantes riñas.
Vecinos de la escuela exigen más vigilancia por las constantes riñas. (Archivo)

León, GTO.

El 17 de octubre Roberto Hernández de 12 años fue golpeado por siete alumnos en la Secundaria General 1 al negarse a fumar un cigarro que los estudiantes le ofrecieron.
El estudiante fue trasladado a una clínica del IMSS con severos daños en los riñones, intestino, hígado y bazo.
Desde el inicio de curso, el joven ya era molestado por los alumnos, incluso amenazaron con hacer daño a su madre y a sus hermanos pequeños, por lo que manifestó a sus padres la inquietud de cambiarse de escuela, aunque nunca les expresó el motivo.
El hecho se mantuvo en el anonimato por 15 días hasta que el 3 de noviembre se dio a conocer el estado de salud en el que se encontraba el joven, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado inició una investigación en torno al caso.
Dos días después, el martes 5 de noviembre, cerca del plantel, agentes ministeriales retuvieron a 5 jóvenes, eran alumnos y ex alumnos de la Secundaria General 1, pero no se dio a conocer el motivo de la retención.
El 6 de noviembre, en una entrevista para MILENIO Televisión, el señor Santiago Hernández Ortiz, padre del afectado, mencionó que el día anterior fue a visitar a su hijo y después de cantarle una canción, Roberto le expresó “he vuelto a nacer”.
“Las cosas pasan por algo y la lección la hemos aprendido. A veces es necesario que pasemos todo este dolor para poder demostrar y poder ver la realidad de muchas cosas que has dejado de hacer como padre de familia”, contó Santiago.
Ese mismo día las autoridades confirmaron la detención de tres menores de edad afuera de la Secundaria General, a quienes se les encontró mariguana y armas punzocortantes.
El hecho ocurrió a las 8:00 de la noche y no se definió si los detenidos estaban involucrados en la agresión del joven Roberto, serían puestos a disposición de las autoridades competentes.
En medio de la investigación, el director de la escuela, Abel Ortiz Ramos, se deslindó de la agresión que recibió el joven hasta que no se le mostraran pruebas legales.
En tanto la Procuraduría de los Derechos Humanos le solicitó un informe detallado de los hechos ocurridos en el plantel.
El gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, al ser informado de este incidente, exhortó a las dependencias y padres de familia a trabajar en conjunto para prevenir las agresiones.
Por su parte, el Secretario de Educación aseguró que de encontrar a los responsables de la agresión, serán expulsados de la escuela y que los padres del afectado al igual que el joven serán apoyados con asistencia jurídica y psicológica.
En esa misma escuela, hace dos años, un menor fue herido con una navaja y  hace unos días se dio a conocer el caso de un profesor que dio cintarazos a dos estudiantes.
Vecinos de la zona  y padres de familia han exigido más vigilancia, ya que han sido testigos de diversos actos de pandillerismo y peleas entre estudiantes.
Hasta el momento, el joven sigue bajo supervisión médica y se espera que esta semana sea dado de alta. m