Viviendas sin estándares de calidad y servicios: Infonavit

El estado comparte con Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Veracruz y Zacatecas los más bajos promedios en el Índice de Satisfacción del Acreditado en el 2013
Construcción en San Lorenzo Almecatla.
Construcción en San Lorenzo Almecatla. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Puebla se mantiene entre los diez estados del país con los indicadores más bajos en calidad y servicios en los desarrollos de vivienda , según el Índice de Satisfacción del Acreditado (ISA) publicado por el Infonavit.
La entidad poblana cerró el 2013 con una puntuación en el ISA de 73.63, por debajo del promedio nacional que fue de 75.34.
El índice de satisfacción permite a los futuros acreditados contar con un referente de la experiencia de compra y habitabilidad de la vivienda.
Este indicador se compone de cinco elementos: el primero y el más importante es el de Satisfacción general con la vivienda, en el que Puebla alcanzó una puntuación de 76.64.
Los compradores que adquirieron vivienda nueva mediante su crédito Infonavit, evaluaron con 66.42 el componente de Satisfacción con el servicio del desarrollador, mientras que el de Percepción de mejora en la calidad de vida obtuvo 90.24 puntos, inferior al resto del país.
Respecto al tema de Atributos y servicios de la vivienda, los derechohabientes otorgaron una puntuación de 83.45, al considerar temas de agua potable, electricidad, drenaje, áreas recreativas, calles pavimentadas, alumbrado público, recolección de basura, seguridad pública, transporte público, escuelas, servicios médicos, comercios o mercados.
Conforme al Infonavit, las entidades con el ISA más bajo fueron: Baja California Sur con 68.42 puntos; Campeche con 68.75; Chiapas con 69.48; Veracruz con 70.72 y Zacatecas con 71.62.
Siguieron Aguascalientes con 72.38; Morelos con 72.55; Querétaro con 72.76; Baja California con 73.29 y Puebla con 73.63 puntos.
Por el contrario, las entidades mejor evaluadas fueron: Coahuila con 79.13 puntos, Nuevo León con 78.56 y Sinaloa con 78.35.
El Índice de Satisfacción se construye a partir del procesamiento de encuestas aplicadas a los derechohabientes que utilizaron su crédito para adquirir una vivienda nueva.