El niño se acercó demasiado

Fue la declaración de Eduardo Escobedo, director de Ecología de Lerdo, comentó que se ofreció a llevar al menor al hospital y los familiares le contestaron con groserías.
Eduardo Escobedo, director de Ecología del Lerdo, "El caballo estaba amarrado y pastando".
Eduardo Escobedo, director de Ecología del Lerdo, "El caballo estaba amarrado y pastando". (Milenio Digital)

Lerdo, Durango

El domingo pasado, un menor fue mordido por un caballo en las instalaciones del Vivero Municipal de Lerdo.

El director de Ecología del municipio, Eduardo Escobedo dijo que ese mismo día fue llamado por los familiares del niño y se dirigió al lugar.

Manifestó el funcionario que sí ofreció atención médica, aunque fue recibido con múltiples "mentadas" y groserías por parte del abuelo del menor.

"Es un caballo joven de los que estamos entrenando para equinoterapia, un proceso de varios meses. El caballo estaba amarrado y pastando y al parecer el niño se acercó demasiado".

Según el directivo, esa área está entrando a mano izquierda y los juegos a mano derecha, relativamente alejado de las áreas públicas.

Así mismo que querían que el caballo se moviera de lugar y que el animal fue trasladado a las caballerizas. Pero que al volver ya no los encontró ahí, aunque según Escobedo, la intención era trasladar al niño a un hospital.

También dijo el directivo que en ningún momento le enseñaron la herida que sufrió el niño, mismo que aseguró, " se veía bien".