Viven 200 mil personas en puntos peligrosos

En el río de la Compañía, en la zona que limita entre Chimalhuacán y Nezahualcóyotl, se registró un incremento de tierra en el centro por fenómeno de abufamiento.

Chimalhuacán

En Chimalhuacán, alrededor de 200 mil personas viven en zonas cercanas a los tres canales de desalojo de aguas negras, por lo que el Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento informó que se lleva a cabo el programa de limpieza de drenes y drenajes para evitar encharcamientos e inundaciones.

Actualmente en el río de la Compañía, en la zona que limita entre Chimalhuacán y Nezahualcóyotl, se registró un incremento de tierra en el centro por fenómeno de abufamiento.

El hecho ocurrió debido a que se han depositado miles de toneladas de cascajo en las cercanías del canal de aguas negras, y debido a que el suelo es muy elástico, se ha levantado la tierra en la parte central.

"Desde hace algunos meses se registra el problema, concretamente en diciembre de 2013, que no obstante que los trabajos han sido lentos, se hace limpieza con maquinaria para retirar los montones de tierra", explicó el alcalde de Chimalhuacán, Telésforo García Carreón.

Con base en las labores en las que ha intervenido el municipio, liberaron una tercera parte de la tierra en el interior del cuerpo de agua que tiene una anchura de 24 metros.

El funcionario añadió que actualmente trabajan "en espera de que concluya en estos días y que también se dé un reforzamiento de las paredes, pero la medida principal es que se impida que sigan tirando desechos del lado de Nezahualcóyotl".

A alrededor de 20 metros del canal se encuentra la Unidad Académica Profesional de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), por lo que es necesario rehabilitar el canal para evitar que pueda desbordarse.

El alcalde abundó que hay capacidad para que el agua fluya, aunque por el momento prevén que no haya riesgo, "pero depende de las lluvias que se registren, que si son de hasta 80 milímetros sí pueden colapsar cualquier sistema de desalojo de aguas; pero si las precipitaciones pluviales no son extraordinarias, se espera que la situación no se salga de control".