CRÓNICA | POR LUCERO REYES

“Hubiera preferido una silla de ruedas”

Vita Sifuentes, beneficiada con la entregada de televisores digitales

A sus 79 años y sin más apoyo que la pensión que recibe cada dos meses por parte del Gobierno Federal, doña Vita asegura que utilizará la tele, pero le hace más falta una silla de ruedas, para poder trasladarse de un lugar a otro.

La señora Vita Sifuentes solo quiere una silla de ruedas para moverse por sí misma.
La señora Vita Sifuentes solo quiere una silla de ruedas para moverse por sí misma. (Lucero Reyes)

Tampico

La señora Vita Sifuentes de la colonia López Portillo del municipio de Tampico, tras una plática con MILENIO dijo que hubiera preferido una silla de ruedas, con lágrimas en los ojos y al señalar que vive sola y depende sólo del recurso que le entrega el Gobierno Federal cada dos meses, ya que es una de sus nietas quien le apoya, pero de vez en cuando.

La enfermedad y la edad, poco a poco le ha ido quitando las fuerzas por lo que al no contar con suficiente recurso para comprar una silla, se apoya en un bastón pero se le dificulta trasladarse de un lugar a otro, comenta que en varias ocasiones ha hecho la solicitud al mismo municipio y personas que luego la visitan, pero hasta el momento sigue sin recibirla.

A sus 79 años ha sido una de las beneficiadas de recibir una pantalla, dice que le servirá para seguir viendo sus noticias, porque le gusta estar informada y entretenerse con alguno que otro programa para matar el tiempo.

"Yo primero recibía mil pesos y ahora recibo mil ciento sesenta, cada dos meses, no me alcanza para sobrevivir los dos meses, pero es apoyo, el resto del tiempo es una de mis nietas quien me da dinero cuando le pido", expresó.

Comenta que sí cuenta con televisión y con risa "viejita pero se ve, pero me dicen que en un tiempo ya no se va a ver", mientras recuerda que está sola y refiere con lágrimas "Si yo le pido al gobierno lo que necesito no me va dar, porque llevo bastante tiempo solicitando mi silla, pero no me la dan".

"Es muy necesario la silla ruedas porque así podría salir a trabajar y apoyarme un poco con mis gastos y dejar de depender de alguien, porque así con el bastón no puedo trabajar ni moverme porque me da miedo caerme", refirió mientras descansaba en una de las gradas de Unidad Deportiva de Tampico, esperando descansar e irse a su casa.

Dijo que afortunadamente su esposo la dejó en una casa, pero al ser de material le es difícil entrar a los programas de apoyo, a pesar que en varias ocasiones ha solicitado al DIF, pero le refieren que por vivir en casa de material no puede entrar.

El recurso lo destina para los gastos del día, pero son tan sólo mil 100 pesos que tiene que estirar para comprar lo necesario y no gastar de más, de lo contrario la situación se le dificulta al no tener el apoyo familiar.

Finalmente hizo un llamado a las autoridades de Tampico para que la apoyen, ya que lo que recibe en recurso no le alcanza para adquirir una con sus propios recursos y es que a pesar de que tiene hijos, comenta todos están casados y no pueden comprarle una.