Veinte años de ofrecer reliquia con imagen de hace 100

Victoria Armendáriz señala que es devota de la Virgen de Guadalupe después que le salvó a uno de sus hijos de una grave enfermedad. Cada año ofrece 70 kilos de asado y otros tantos de sopa.
Adelantan un día la deliciosa reliquia.
Adelantan un día la deliciosa reliquia. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Desde hace 20 años que Victoria Armendáriz ofrece reliquia el Día de la Virgen de Guadalupe con una imagen que data de 1914.

A raíz de que le hizo el milagro de salvarle a uno de sus hijos de una enfermedad severa. En agradecimiento al favor recibido, cada año ofrece 70 kilos de asado y otros tantos de sopa a la gente que acude a rezar al término de la danza en la que ella participa.

Además durante el tiempo en el que se encuentran cocinando la reliquia acuden familias tarahumaras a quienes se les hace comida.

Al medio día de este jueves ya estaba la danza en honor a la Virgen de Guadalupe en uno de los establecimientos comerciales que se encuentran en la calle 12 entre Guerrero y Victoria en pleno centro de la ciudad de Torreón, en donde se ofreció esta vez la reliquia un día antes de la celebración: 12 de diciembre.

Desde este miércoles, la familia comienza con los preparativos. Son cinco personas las que participan en la preparación de toda la comida que se reparte para quien llega y simplemente toma fila, algunos vecinos van con sus propios platos, los que no, reciben la comida en contendedores de unicel.

"Generalmente le hacemos su festejo el mismo día de la Virgen pero en esta ocasión, sucedió que voy a danzar el viernes en peregrinación por eso es que decidimos hacerlo un día antes, pero todo fue igual que en los años anteriores, la cantidad de comida y las personas ya saben que la danza es una especie de llamado", señala.

Esta manda que tiene alrededor de 20 años y cuenta que la ofreció  cuando uno de sus hijos tuvo una enfermedad que puso en riesgo su vida, desde entonces le agradece por todos los favores recibidos y su familia se involucra en esta devoción que no piensan suspender bajo ninguna circunstancia.

Manifiesta además que la imagen principal de la Virgen de Guadalupe que colocan es de su abuela y la misma ha sido una herencia pues tiene ya 100 años cumplidos en este año.

Asegura que toda la familia se involucra, incluso es una forma también de convivencia y es que no es poca comida la que hacen, primero 70 kilos de asado, luego 15 kilos de fideo crudo, cuatro de arroz y 30 de spagetti.

Le agradece por todos los favores recibidos y su familia se involucra en esta devoción que no piensan suspender bajo ninguna circunstancia.

"Se compra un día antes la carne para que sea fresca, en lo que se refiere a las sopas, lo que se hace es que se compran con algunos días de anticipación, tampoco de meses por que se requiere de sopas que no tengan tanto tiempo, lo que sí se hace durante todo el año es juntar para que el gasto no sea solo en el mes de diciembre".

Asegura la entrevistada que además durante el tiempo en el que se encuentran cocinando la reliquia acuden familias tarahumaras a quienes se les hace comida.

"Ellos solos llegan y nosotros lo que hacemos es darles de comer, desde entonces comienza la ofrenda especial hacia la Virgen. Nosotros compartimos y la Virgen lo multiplicará".