Tradición familiar

La familia Silva Esparza comienzan desde inicios de diciembre con rosarios, danzas y la peregrinación a la iglesia de Guadalupe que concluye con una reliquia para 400 personas.
Danza del Colegio América.
Danza del Colegio América. (Especial)

Torreón, Coahuila

Zaira Silva Esparza, coordinadora del área de pre escolar en el Colegio América, continúa con la tradición de la reliquia, la peregrinación a la iglesia de Guadalupe y otras actividades propias del mes de diciembre en la Comarca Lagunera.

La maestra Zaira, su hermano el profesor Rodolfo Silva Esparza y su padre, el profesor Rodolfo Silva Rosales, directivos del Colegio de la a venida Matamoros oriente, celebran estas actividades cada año con un rosario en vísperas de la celebración de Nuestra Señora de la Concepción, una tradición iniciada por iniciativa de la maestra Concepción, ya desparecida.

La maestra añadió que su familia continúa así la costumbre iniciada por su madre desde hace 40 años.

Este año, dijo, la ofrenda y el rosario iniciaron el viernes 5 por la mañana en que participaron en la tradicional peregrinación a la iglesia de Guadalupe y continuaron el sábado con el rosario, la participación de la danza y la banda de guerra.

Finalmente la reliquia con las tradicionales siete sopas y el asado, acompañados de tortillas y refresco, para más de 900 personas que acudieron, como cada diciembre, al colegio fundado hace 40 años.

La danza que participa es la misma de cada año, desde hace más de 20, pero en esta ocasión participaron otros jóvenes porque la maestra de la danza ha estado enferma y no pudo estar al frente de su grupo.

La reliquia no se ha suspendido desde la década de los años 70 y la peregrinación solo se interrumpió unos años debido a la inseguridad.

“Los papás no nos permitían llevar a sus hijos a la peregrinación. Pero este año las cosas salieron muy bien, el profesor Rodolfo Silva coordinó toda la marcha".