Esquizofrenia podría ser un pretexto, opina psicólogo

Con todo y que Roberto Santos tenga el trastorno mental, no es razón para que haya actuado con violencia, dice catedrático de la Facultad de Psicología.
Roberto Alejandro Santos Martínez tiene algunas fotografías con su novia Julibeth en su página de Facebook.
Roberto Alejandro Santos Martínez confesó su asesinato en Facebook. (Especial)

Monterrey

El caso de Roberto Santos Martínez, quien mató a la madre de su novia, y que al parecer sufre esquizofrenia, debe ser revisado “con pinzas”, pues este trastorno mental no necesariamente es un motivo para actuar con violencia, sostuvo Miguel Villegas, maestro de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El especialista comentó que quienes agreden a su novia o esposa o algún otro familiar, en muchas ocasiones utilizan diversos pretextos para hacerse ellos las víctimas o para tratar de justificar sus acciones con el argumento de que fueron “provocados”.

“Aquí si bien tiene ese tinte de trastorno mental, habría que tomarlo con pinzas como quiera, ya que también es muy recurrente que utilicemos ese tipo de pretextos para continuar con el ejercicio de la violencia.

“Aunque yo tenga una serie de traumas, ande con broncas económicas, con problemas de alcoholismo, aun así, es muy selectiva la violencia que ejercemos, es decir, no agredimos a cualquier persona, agredimos a quien sabemos que podemos controlar”, indicó en entrevista con el arquitecto Héctor Benavides para Tele Diario nocturno.

El psicólogo dirige la agrupación Forkados, que se reúne en la Facultad de Psicología, y que tiene como fin ayudar a los hombres a encontrar soluciones no violentas en sus relaciones de pareja.

Miguel Villegas expresó que los hombres violentos generalmente afirman que fueron provocados por su pareja o familiar y por eso actuaron de esa manera, sin embargo no reaccionan de la misma manera ante otras personas.

“Si fuera ese el asunto de la provocación, a cualquiera que te provoque vas a agredirlo, al jefe no le contestamos igual, al maestro no le contestamos igual porque tienen una relación de poder muy diferente.

“El asunto del trastorno mental también llega a ser un elemento que muchas veces se utiliza como pretexto. Claro, hay que analizar muy bien la situación, pero tener muy presente de que fácilmente el hombre agresor utiliza mil pretextos para quedar él como la víctima o provocar que ella termine echándose la culpa”, opinó.

Ante éste y otros casos de violencia, como el de una mujer que fue agredida por su padre que se encontraba alcoholizado, el psicólogo indicó que situaciones externas son factores de riesgo, pero no determinantes para que ocurran estos hechos.

“No es determinante. El alcohol, los problemas económicos, los traumas infantiles, el calor, el frío, son factores de riesgo, pero las causas fundamentales de la violencia masculina hacia las mujeres tienen que ver con asuntos culturales, en donde a los hombres se nos ha enseñado que debemos ostentar un poder sobre todo lo que consideramos débil, y lo femenino en esta cultura machista es lo considerado débil”, apuntó.

Miguel Villegas expresó que participa en las sesiones de la agrupación Forkados, la cual busca tratar la problemática de los hombres violentos.

“Hemos sido educados en este mundo machista con la idea de que tenemos que dominar a la pareja, coartar la libertad, y esto nos ha llevado prácticamente a estar viviendo en una línea muy delgada que nos lleva a muchos hombres a llegar a conductas tan dañinas como la que nos estamos enterando recientemente”.

El psicólogo mencionó que la violencia física es la última que se utiliza, pues anteriormente se tuvo que ejercer otro tipo de manifestaciones violentas de carácter verbal.

“El asunto es que los hombres agresores no nos consideramos agresores, porque decimos: ‘Yo nunca la he tocado’, y no nos consideramos violentos, cuando hay muchas formas escondidas de ejercer violencia en la pareja, con detalles tan simples como: ‘No te vistas así’, ‘no quiero que vayas a visitar a tu familia’”.

Indicó que en este momento acuden alrededor de 25 hombres a la reunión de Forkados, pero añadió que hay quien dice que estas reuniones deberías ser a diario y en el estadio Universitario para darle la verdadera dimensión a la problemática.