Violaciones en finca de Alfaro fueron reiteradas

Se espera que el día de hoy, el Ayuntamiento de Zapopan determine la sanción económica que corresponde al candidato a la alcaldía tapatía por violar su reglamento.
Entre el 2013 y 2014, según imágenes aéreas, se realizaron obras que expandieron el tamaño de la vivienda original.
Entre el 2013 y 2014, según imágenes aéreas, se realizaron obras que expandieron el tamaño de la vivienda original. (Especial)

Guadalajara

No solo una, sino varias veces Enrique Alfaro ha violado el reglamento de Desarrollo Urbano del Municipio de Zapopan en las obras realizadas en su finca, ubicada en la colonia Colinas de San Javier, de acuerdo a un análisis realizado con imágenes aéreas por autoridades de la ex Villa Maicera.

El Ayuntamiento zapopano cuenta con registros de una serie de modificaciones realizadas en la finca de La Cueva, que abarca el periodo entre 2011 al 2014, sin que en los archivos municipales existan las solicitudes pertinentes para llevar a cabo las modificaciones a la vivienda.

La casa sufrió las primeras transformaciones en el 2011, las cuales consistieron en el derribo de la barda perimetral para incluir dentro del coto un terreno propiedad de Alfaro Ramírez, en el que en primera instancia lo transformaron en un jardín.

En las imágenes correspondientes al 2012 se aprecian algunas edificaciones adicionales dentro del área verde, así como modificaciones a la vivienda original. Entre el 2013 y el 2014 se aprecia el crecimiento de la vivienda original, lo que necesitó de obras en las que tampoco se tiene registro de las licencias requeridas por el reglamento municipal.

Personal de la Dirección de Inspección y Reglamentos acudieron al domicilio del candidato en los últimos 15 días, primeramente a notificar una inspección y posteriormente a notificar la sanción aplicada por el municipio.

El día de hoy se espera que el ayuntamiento mediante el proceso legal correspondiente determine la sanción económica misma que podría ascender al millón de pesos.

El pasado viernes Enrique Alfaro aseguró contar con las licencias necesarias para demostrar que las obras hechas en su casa sí contaban con el aval municipal, sin embargo, aunque acudió a la justicia federal para solicitar un amparo, rechazó entregar una copia de los documentos en los que decía tener permiso para las obras y sentenció: “Aquí están los papeles, nos vamos a defender ante la justicia federal porque yo no me voy a defender ante un ayuntamiento que está al servicio y a las órdenes del PRI. Al tiempo, ya veremos, no va a haber ni un peso de multa, no van a tumbar ni un ladrillo porque todo está en regla”.
 Hoy también se desahogarán pruebas en el juzgado de distrito sobre este amparo.

Asimismo aseguró que todo ha sido un montaje para perjudicar su campaña en pos de la presidencia municipal de Guadalajara. “A quien tenga alguna duda cómo hicieron un montaje mediático, sobre el tema de mi casa, queriendo construir una noticia diciendo que hay una barda sin licencia en mi casa, quisiera presentarles rápidamente lo que no hice en otros días porque no iba a caer en su juego”.

Sin embargo, de acuerdo a los archivos municipales no sólo fue la modificación de una barda como lo ha querido sostener Enrique Alfaro, pues en las imágenes es claro que son varias las obras por las que debió solicitar permiso y no fue así.